Albiol culpa a los gitanos rumanos de gran parte de la inseguridad de Badalona

  • El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, declara ante el juez.
  • El popular está imputado por presunto odio racial.
  • Repartió folletos con el lema 'No queremos rumanos'.
  • El alcalde dice que se trata de una querella política porque se interpuso seis meses después de los hechos y a 15 días de las elecciones catalanas.
Xavier García Albiol y Alicia Sánchez Camacho.
Xavier García Albiol y Alicia Sánchez Camacho.
PPC

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol (PPC), ha asegurado este miércoles que algunos gitanos rumanos son los responsables de "una parte importante de la inseguridad" de la ciudad, inmediatamente después de declarar como imputado en el juzgado por los folletos en los que aparecía una fotografía con el lema No queremos rumanos y que vinculaban inseguridad e inmigración.

"El problema local más importante que tenemos en determinadas zonas de Badalona en estos momentos es la inseguridad, y una parte importante de esta inseguridad la están creando individuos que son gitanos rumanos", ha insistido a los medios a las puertas del Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona tras declarar este jueves como imputado, después de que en mayo la Audiencia de Barcelona ordenara reabrir el caso.

El popular ha insistido en que no se va a callar "porque este es un dato objetivo", ante el que no piensa dejar olvidados a los vecinos que, a su juicio, lo están pasando mal ante la inseguridad que asedia a la ciudad.

Sin embargo, ha añadido que nunca ha señalado a nadie en función de su nacionalidad o etnia, sino a aquellos que crean problemas de convivencia e incivismo: "No vamos a consentir que algunos vengan a hacer la vida imposible a los vecinos". En este sentido, ha afirmado que hará "lo que pueda para poner un poco de orden en estas zonas que han estado olvidadas duramente mucho tiempo", y ha añadido que sería un mal alcalde si no afrontara los problemas de manera directa.

Ha reconocido que este miércoles es un día difícil para él al tener que declarar por "una querella exclusivamente política", alineándose así con los adjetivos empleados para definir la imputación por la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, que ha arropado y acompañado a Albiol en su llegada a los juzgados, además del secretario general, Jordi Cornet.

El alcalde ha defendido que se trata de una querella política porque se interpuso seis meses después de producirse los hechos, y a quince días de las elecciones catalanas, "con una clara voluntad de perjudicar la candidatura de las autonómicas y municipales". También ha coincidido con la líder popular en señalar que esta querella no va a "silenciar" las políticas del PP contra la inmigración ilegal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento