El conseller de Hacienda y Administración Pública, Jose Manuel Vela
El conseller de Hacienda y Administración Pública, Jose Manuel Vela, ha presidido la reunión de la Mesa General de Función Pública, que estudia el Plan de Ajuste de la Generalitat. Kai Försterling / EFE

El conseller de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, ha anunciado este miércoles a los sindicatos que el Gobierno valenciano suprimirá 704 puestos de trabajo y 165 liberados sindicales institucionales (puestos creados en 1995), medidas con las que se ahorrarán 31 millones de euros anuales.

Esta decisión, de la que Vela ha informado durante la reunión de la Mesa General de Función Pública, forma parte de plan de ajuste presentado por el Gobierno valenciano, incluido en el plan de reequilibrio financiero autonómico.

La mayoría de sindicatos han aceptado la supresión de liberados institucionales, si bien han lamentado la eliminación de puestos de trabajo y han denunciado la intención del Ejecutivo valenciano de "debilitar" estas organizaciones.

El Consell valenciano eliminará 456 vacantes que habían sido presupuestadas, pero no cubiertas, en el último año, amortizará 89 puestos de trabajo de personal que se jubila y no concederá la prórroga a 159 funcionarios en edad de jubilación que habían pedido seguir en activo.

Ha sido una mesa de negociación que nunca me hubiese gustado convocar"Ha sido una mesa de negociación que nunca me hubiese gustado convocar porque supone recorte de puestos de trabajo", ha apuntado el conseller, quien ha previsto un ahorro de 6 millones de euros con la supresión de 160 liberados sindicales y de 25 millones con la eliminación de 704 puestos de trabajo.

Vela ha reconocido la "buena disposición de los sindicatos", se ha mostrado "orgulloso de la responsabilidad con la que han actuado" y ha negado que el Consell pretenda "cercenar" su representación.

Asimismo, ha defendido que la supresión de puestos de trabajo no comprometerá la cantidad ni calidad de los servicios públicos porque se trata de vacantes que no están directamente relacionadas con la prestación de servicios.

Los desmanes del Gobierno valenciano

Estas medidas, sumadas a la reducción de altos cargos y personal eventual de la Generalitat, supondrán un ahorro total de 42 millones de euros, según ha apuntado el conseller, quien ha defendido que estas medidas aportan "credibilidad" al Ejecutivo autonómico.

Es una medida excepcional que se toma en un momento excepcionalEl coordinador del área pública de Comisiones Obreras (CC OO) en Valencia, Arturo León, ha asegurado que este sindicato no comparte la amortización de puestos de trabajo, y opina que la supresión de liberados sindicales es "una medida excepcional que se toma en un momento excepcional".

El portavoz del sindicato Unión General de los Trabajadores (UGT) en Valencia, Luis Lozano, ha acusado al Gobierno valenciano de agravar la crisis con sus "desmanes", mientras que el presidente de CSIF, Daniel Matoses, ha calificado de "injusta" la supresión de liberados sindicales, al igual que la Federación Sindical de Educación y Sanidad e Intersindical Valenciana.

Consulta aquí más noticias de Valencia.