Escándalo por una supuesta violación a un joven en Haití por parte de soldados de la ONU

  • Cascos azules de Uruguay han sido acusados de perpetrar y grabar en el teléfono móvil una agresión sexual cometida a un civil haitiano.
  • El Gobierno uruguayo se disculpará con Puerto Príncipe por el incidente.
  • El ministro de Defensa ha anunciado que aplicará "las máximas sanciones imaginables" contra los protagonistas del suceso.
Fotograma del vídeo donde se puede ver a cuatro soldados uruguayos alrededor de un joven civil haitiano que se encuentra recostado boca abajo mientras es sujetado por algunos de los militares
Fotograma del vídeo donde se puede ver a cuatro soldados uruguayos alrededor de un joven civil haitiano que se encuentra recostado boca abajo mientras es sujetado por algunos de los militares
Vídeo

Uruguay pedirá disculpas a Haití por el vídeo en el que soldados uruguayos de la misión de las Naciones Unidas en Haití  supuestamente violan a un joven, al tiempo que realizará una investigación "exhaustiva" y sin "miramientos" del caso.

Así lo ha señalado este miércoles Eleuterio Fernández Huidobro, ministro uruguayo de Defensa, quien dijo a la prensa tras comparecer ante la Comisión de Defensa del Parlamento que Uruguay aplicará "las máximas sanciones imaginables" contra los protagonistas del "aberrante" incidente.

Sin escatimar palabras de condena y rechazo por el caso, el ministro consideró los hechos como algo que hace mucho daño al país, al igual que el resto de las fuerzas políticas uruguayas, que coincidieron con el Gobierno en la necesidad de castigar severamente estos actos "indignos".

Una exhaustiva investigación

El ministro subrayó que la mayor preocupación ahora del Estado uruguayo, una vez conocido el vídeo, es "pedirle disculpas al pueblo de Haití" y "reparar a la víctima", además de ser "exhaustivo con las investigaciones" .

En ese sentido, Huidobro apuntó que si bien "el vehículo y el soporte" para la disculpa uruguaya "importa poco", lo esencial será su "sinceridad" y su coherencia "a través de las investigaciones, las sanciones y las reparaciones concretas", una obligación que Uruguay "está convencido que tiene".

Así, el ministro se negó a restarle gravedad al suceso y subrayó que incluso prohibió a sus subordinados que empleen el uso de la palabra "broma pesada" para referirse al contenido del vídeo, tal como hicieron algunos portavoces militares uruguayos en declaraciones a la prensa local.

"El uso de la palabra es de por sí oprobioso y vergonzoso para un oficial de las Fuerzas Armadas y para cualquier persona. No entendemos que allí haya ninguna broma, sino una agresión a una persona, una muy grave agresión, agravada por el hecho de que se filmó y distribuyó para divertirse y eso es gravísimo", dijo.

La semana pasada el Gobierno uruguayo informó por primera vez del caso que se registró en la unidad militar uruguaya de Port-Salut (sur de Haití) y en el que están involucrados cinco marinos de la Armada uruguaya que forman parte de la Minustah.

Una grabación en el móvil

El asunto cobró más fuerza a partir del fin de semana pasado, cuando se difundió el contenido de una grabación en la que se puede ver a cuatro soldados uruguayos alrededor de un joven civil haitiano que se encuentra recostado boca abajo mientras es sujetado por algunos de los militares.

En un momento de la grabación, realizada con un teléfono móvil, los soldados le bajan el pantalón y uno de ellos semidesnudo se arrodilla a sus espaldas entre las risas generalizadas.

Después de difundirse el vídeo fue destituido el jefe de la misión naval uruguaya en el país caribeño y las autoridades iniciaron el proceso para repatriar a los uniformados, cuya traslado fue autorizado por el mando de la Minustah en Haití.

La Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH) de Haití afirmó este miércoles que el joven haitiano que aparece en el vídeo fue sodomizado dos veces y golpeado por los cascos azules uruguayos, extremo que no ha sido confirmado.

De momento están en marcha cuatro investigaciones sobre el asunto, una de ellas en manos de la Justicia uruguaya después de que el Gobierno decidiera el martes en presentar una denuncia penal contra los militares implicados.

Las otras investigaciones se llevan a cabo a Haití, una ordenada por el comandante de la Minustah, otra dirigida por la Armada uruguaya y una tercera a cargo del ministerio de Defensa de la nación sudamericana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento