Las lluvias provocan riadas en 4 pueblos de Antequera
Los vecinos se afanaban ayer en la retirada del lodo. El aluvión acabó con la vida de varias ovejas. manuel Rojo
Una vez más, la riada pudo haberse evitado. Hasta 50 l/m2 de lluvia (Las Pedrizas) cayeron en la madrugada del martes al miércoles en la provincia causando inundaciones en cuatro pueblos de la comarca de Antequera: Fuente de Piedra, Villanueva de Algaidas, Antequera y, especialmente, Cuevas Bajas. En este municipio, en el límite norte de la provincia, las lluvias han dejado entre 1,2 y 1,5 millones en pérdidas, según el Ayuntamiento.

«Lo más gordo comenzó a las 5.00 de la madrugada», contaba ayer el concejal de Medio Ambiente de la localidad, Juan Piedra. El arroyo Burriana, que bordea esta población, «suele llevar tres o cuatro dedos de agua todo el año, pero ayer el caudal sobrepasó los tres metros del cauce y llegó a los cinco o seis en algunos puntos», detalló el edil.

Daños evitables

Desde hace diez años: En 1996 se declaró urgente el encauzamiento del arroyo Burriana, que aún no se ha ejecutado. Las inundaciones se suceden todos los años, aunque ésta ha sido la mayor que recuerdan los vecinos desde 1946, dijo el alcalde, Dámaso Márquez (IU).

Hace dos años se produjo otro desbordamiento que ocasionó pérdidas valoradas en un millón de euros.

Ovejas muertas y barro en casa

Más de 40 litros/m2 cayeron en media hora en Cuevas Bajas. Resultado: los arroyos que alimentan al Burriana lo engordaron y le hicieron vomitar lodo en el pueblo. No hubo heridos, pero algunas ovejas fallecieron. Se interrumpió el suministro de agua y luz. La riada alcanzó un metro y medio en algunas viviendas. Un socavón en la carretera  incomunicó el municipio por el sur.