Las asociaciones de padres y madres dibujaron ayer un panorama desolador de la situación de la escuela pública vasca. En su opinión, los centros donde estudian sus hijos sufren un retroceso y van camino de convertirse en una red secundaria.

Según sus cifras, los centros públicos han perdido un 7% de su alumnado en los últimos 15 años, y siguen perdiendo peso, en favor de los centros privados concertados. Estos últimos, que reciben subvenciones del Departamento de Educación vasco, han absorbido a este alumnado, aumentando su número de estudiantes.

Así, el pasado curso escolar, en la escuela pública había 314.523 alumnos, en primaria y secundaria. En los privados estudiaban un total de 262.957 alumnos.

En el Parlamento

La opinión de los padres de alumnos se oyó alta y clara ayer en el Parlamento de Vitoria. Ellos consideran «muy preocupante» que los centros privados estén ganando terreno a los públicos, sobre todo en bachillerato. El retroceso se debe a que el actual mapa educativo es «poco acertado», está «obsoleto» y su oferta de plazas es desequilibrada, ya que en unos municipios faltan pupitres y en otros sobran, criticaron Imanol Zubizarreta, Ana Eizagirre y Juan Carlos Alonso, portavoces de las confederaciones de padres de Guipúzcoa, Vizcaya y Álava, respectivamente.

Los tres reclamaron una mejor planificación y que la matriculación no tenga que hacerse, como hasta ahora, en cada ciclo educativo.

 En opinión de Eizagirre, «a cualquier padre le resulta más fácil matricular a sus hijos en centros con un proyecto educativo hasta los 18 años» que hacerlo cada vez que se cambia de tramo. La portavoz vizcaína fue muy crítica con el área de Educación, a la que acusó de dar «un trato financiero más favorable» a los centros concertados que a los públicos.

Frenos al acoso y la segregación

Los padres y madres hablaron de acoso escolar, un problema que sucede, más que en las aulas, en comedores, patios y autobuses escolares. Para evitarlo, pidieron que los cuidadores en esos lugares reciban formación para resolver conflictos. Además, criticaron la segregación del alumnado inmigrante y la descoordinación entre el área de Inmigración y el Departamento de Educación del Gobierno vasco.

4 partidos opinan

Isabel Celaá (PSE): Ella pidió la comparecencia de padres y criticó la «mala planificación».

Idoia Cuadra (EA): Salió en defensa del titular de Educación, que es de su mismo partido, y acusó a Celaá de criticar «por razones personales».

Leyre Corrales (PNV): Dijo que la caída del alumnado se debe al descenso de la natalidad.

Iñaki Oyarzabal (PP): Se van a los concertados porque tienen modelo A.