1.500 españoles probarán la vacuna de la gripe aviar
. Hugo Fernández
Tres hospitales madrileños (12 de Octubre, Clínico San Carlos y La Princesa) y dos barceloneses (Vall d’Hebron y Clínic) han comenzado un estudio clínico internacional para evaluar los efectos de una vacuna ante una posible pandemia de gripe aviar.

España reclutará 1.500 de los 5.052 voluntarios de la iniciativa.

El resto proceden de Alemania, Holanda, Suecia, Rusia, Francia y Estonia.

Los participantes deben ser mayores de 18 años y no padecer ninguna enfermedad grave. No recibirán más compensación que la de estar «total o parcialmente protegido ante la gripe aviar por el virus H5N1, el más probable», según la responsable de vacunación de adultos del Vall d’Hebron, Magda Campins.

Sufrirá cambios

Los expertos aseguran que se trata de un estudio y que esta vacuna, recomendada por la Organización Mundial de la Salud, no es la definitiva. La «buena» quizá tarde unos seis meses, una vez se identifique la mutación del virus.

Un 75% de los voluntarios recibirán las vacunas contra la gripe aviar, y al otro 25% (grupo de control) se le inyectará una dosis de la gripe común y un placebo.

El jefe del servicio de medicina preventiva del 12 de Octubre, José Ramón de Juanes, apostó por vacunar a una parte de la población cuando se comercialice el fármaco, que tiene una eficacia de medio año. Reduciría el número de defunciones.

La gripe llegará... o no

Eso, en caso de que el virus llegue a España y se produzca el contagio entre humanos: «El mejor pronóstico es que no se puede hacer pronóstico. Quizá no llegue nunca», indica el responsable de vacunación de adultos del Clínic, José María Bayas.

Los primeros resultados de la prueba estarán para el primer trimestre de 2007.

Las razones de una voluntaria

Mireia. Barcelona, 1975. Médica.

«Ahora ya estoy vacunada»

«Conozco a gente que está implicada en el estudio. Supe de esta iniciativa la semana pasada. Sigo la evolución de la gripe aviar por los medios y los informes de la OMS. Ayer me inyectaron la primera vacuna. Antes me hicieron firmar un documento en el que accedía a participar, aunque puedo echarme atrás cuando quiera. Han comprobado que no tengo enfermedades graves, el peso, la talla, la temperatura corporal... La inyección que me han puesto no sé si es la del H5N1 o un placebo. En 21 días me volverán a aplicar otra más, pasaré visita dos veces más y mantendré otro contacto telefónico. Todo eso durante seis meses.

¿Miedo, temor? Ninguno, porque no produce ninguna enfermedad. Ahora ya estoy vacunada. Os recomiendo participar.

¡Ah! Os he dado un nombre falso para preservar mi intimidad».