La cifra definitiva de muertos en la carretera durante el puente de mayo asciende a 58 personas, un 45% más que los registrados en este mismo periodo en 2005 (40). Las víctimas perecieron en un total de 44 accidentes mortales.

Para el subdirector general de Circulación de la Dirección General de Tráfico (DGT), Federico Fernández, lo más preocupante de estos datos es el hecho de que cuatro de cada cinco víctimas murieran en carreteras autonómicas y locales.

Asimismo, llama la atención el aumento de siniestralidad en colisiones frontales, que concentraron el 45% de las muertes durante el puente. Otro 40% se debió a salidas de la vía. El año pasado, los choques frontales sólo incidieron en el 8% de los accidentes durante estas fiestas, mientras que a lo largo del año su presencia media fue del 18%.

Entre las causas más importantes de los siniestros destaca una vez más la distracción al volante, con una incidencia directa en el 45% de las muertes en carretera. A continuación, recuerda la DGT, aparecen las infracciones a las normas de circulación, con el 29% de los siniestros, y el exceso de velocidad, con el 17%.

Por el contrario, el responsable de la DGT recordó que sólo el 15% de los fallecidos en turismo no llevaban el cinturón.