«Hasta que la muerte nos separe». Una de las frases que históricamente ha ido unida al matrimonio parece que cada día tiene menos vigencia. Y es que en la región, el número de viudos y divorciados que se casaron por segunda vez ha aumentado un 50% en cinco años.

En 1999, 3.326 andaluces volvieron a rehacer su vida formalmente tras un fracaso sentimental o una pérdida. Sin embargo, esa cifra creció en 1.687 ciudadanos tras un lustro: en 2004 (últimos datos recogidos por el Instituto de Estadística de Andalucía), cuando se llegó a 5.013 matrimonios entre andaluces que repetían fórmula.

Matrimonios

Por sexos: Los hombres encabezan la estadística: 2.419 se volvieron a pasar por el altar o el juzgado hace dos años, mientras que las mujeres casi no superaron los dos millares (2.082). Cinco años atrás las cifras eran muy similares: 1.619, ellos; 1.257, ellas.

Por edades: En 2004, la horquilla entre 35 y 39 años era la que aglutinaba el mayor número de matrimonios (980). Algo similar a lo que ocurría en 1999. Entre los viudos, los números dicen que  los que más rehacen su vida tienen 55 o más años.

Tres y cuatro veces: Hay algunos andaluces que incluso vuelven a reincidir cuando la vida en común se frustra dos veces. Son pocos: cinco hombres y cuatro mujeres en 2004; tres más que en 1999. El caso más extremo de la región es doble: un hombre y una mujer que se casaron por tercera vez antes de cumplir los 29 años.

Menos enlaces que en 1975: En contra del aumento demográfico actual, en aquella época se celebraron 43.649 matrimonios, mientras que en 2004 hubo 42.472. Eso sí, desde el 2000 el número de enlaces ha crecido con cierta suavidad.

Las rupturas siguen creciendo

Los divorcios, anulaciones y separaciones matrimoniales crecieron un 13,1% en 2004, respecto al año anterior en la comunidad, donde hubo un total de 15.437 rupturas que se produjeron, en su mayoría, entre los dos y los cinco años de relación, según el Instituto de Estadística de Andalucía. Durante 2004 hubo en la región un total de 9.972 separaciones, 5.452 divorcios y 13 nulidades. Destaca el aumento en la provincia de Huelva, que pasó de 122 divorcios en 2003 a 341 el año siguiente, con un incremento del 179,5%.