Los vecinos afectados e Izquierda Unida criticaron las «maniobras» del PP europeo para cancelar esta visita.