El Rey sale del hospital
El rey Juan Carlos, abandonando su habitación en el Hospital USP San José de Madrid, donde estuvo ingresado tras la operación de rodilla. Ángel Díaz / EFE

El rey Juan Carlos ha sido intervenido esta madrugada "con éxito" de una rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo, mediante una reconstrucción reforzada con un auto-injerto, y se encuentra "en buen estado en el Palacio de La Zarzuela, donde seguirá su recuperación", según explica el parte médico.

El parte médico está firmado por el director de la Unidad de Traumatología del Hospital USP San José, Ángel Villamor, y el jefe del Servicio Médico de la Casa del Rey, Avelino Barros.

La intervención, practicada por un equipo médico dirigido por Villamor, "se ha llevado a cabo con éxito, bajo anestesia epidural" y "ha consistido en la reparación de dicho tendón mediante cirugía abierta de reconstrucción y refuerzo con auto-injerto y plasma rico en factores de crecimiento".

Meses de rehabilitación

Aunque no hay confirmación oficial sobre el tiempo que ha durado la intervención quirúrgica, fuentes médicas han indicado que este tipo de operaciones suelen requerir una hora y media. Don Juan Carlos no ha necesitado hospitalización y ha abandonado a las 7.30 horas el centro médico, donde llegó ayer a las 21.15.

Aunque la recuperación total puede requerir unos meses de rehabilitación, es posible que el jefe del Estado reinicie su actividad de despacho esta misma semana y reanude su agenda oficial pública antes de que concluya septiembre.

 

La Clínica de San José es el mismo centro hospitalario donde fue operado el pasado 3 de junio de la rodilla derecha, por lo que el equipo quirúrgico que le ha atendido es el mismo que el de aquella ocasión. Ante la posibilidad de que el rey tuviera el tendón de Aquiles roto, los médicos decidieron operar, una intervención que consiste en suturarle el talón.

Prótesis de rodilla

Según informaron fuentes de la Casa Real, el pasado 1 de septiembre, durante una cena a la que asistió a principios del pasado agosto en el club náutico de Palma de Mallorca, don Juan Carlos sintió un dolor en la pierna izquierda, tras lo cual sus médicos decidieron inmovilizarla con una bota ortopédica especial, con la que se le pudo ver durante la visita del Papa Benedicto XVI a mediados de ese mes.

Hace tres meses, el Rey ya fue intervenido para que se le implantara una prótesis en la rodilla derecha. En aquella ocasión, el monarca estuvo hospitalizado varios días, tras lo cual tuvo que hacer sesiones de rehabilitación durante algunas semanas, razón por la que se le ha visto este verano en varias ocasiones utilizando muletas.