Christine Lagarde
Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Gonzalo Fuentes / REUTERS

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advierte sobre el riesgo de que la economía mundial vuelva a entrar en recesión de forma "inminente", en una entrevista que publica la revista alemana Der Spiegel.

Recogiendo los temores expresados recientemente por el director del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, Lagarde apunta que el riesgo de un nuevo revés económico a escala global existe, pero que todavía se puede evitar, aunque la capacidad de actuación es ahora menor que hace dos años.

Aunque Lagarde considera "dignas de aplauso" las reformas de Europa, recuerda que los bancos necesitan ser recapitalizados para que puedan superar la crisis de deuda"Aún la podemos evitar. Las opciones de los gobiernos y los bancos centrales son menores que en 2009 porque ya han disparado gran parte de su pólvora. Pero si los distintos gobiernos, las organizaciones internacionales y los bancos centrales colaboran, evitaremos la recesión", argumenta Lagarde.

Por eso, la directora gerente del FMI, que accedió al puesto en julio pasado, insta a los países más afectados por la crisis a implementar medidas que fomenten el ahorro estatal y el crecimiento económico, con el objetivo de "evitar una inminente espiral descendente".

En Europa, en concreto, Lagarde recomienda a las naciones más castigadas por la crisis de la deuda a que eleven el capital propio de sus bancos para reforzarlos.

"En general, vemos la necesidad de que los bancos europeos sean recapitalizados para que sean lo suficientemente fuertes como para soportar los riesgos derivados de la crisis de la deuda y del débil crecimiento", dice.

Expertos del FMI señalaron recientemente en un informe que al sector financiero europeo le faltaban unos 200.000 millones de euros en sus balances de cuentas.

"La insegura situación económica y la crisis de la deuda estatal han minado la credibilidad de los bancos", agrega Lagarde, exministra de Finanzas francesa.

La directora gerente del FMI evita posicionarse con respecto a la situación financiera concreta de Grecia e Italia, pero considera "dignas de aplauso" las reformas acordadas el pasado 21 de julio en Bruselas, entre las que destaca la flexibilización del fondo de rescate europeo (EFSF).

Sobre Estados Unidos, Lagarde señala que su economía padece un "problema de confianza" y en cuanto a Alemania, advierte sobre los efectos de un posible enfriamiento de la demanda externa, pese a la actual salud de sus cuentas públicas y su notable crecimiento económico.

La UE no piensa igual

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, admitió este lunes que el crecimiento económico de la Eurozona será modesto, pero descartó que esté próxima una recesión.

"Nosotros no anticipamos una recesión en Europa", dijo Barroso en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra de Australia, Julia Gillard, en la ciudad de Camberra.

Nosotros no anticipamos una recesión en Europa "Los últimos pronósticos de la Comisión Europea muestran que habrá crecimiento -es cierto que será modesto- en toda la Unión Europea", agregó Barroso al inicio de una gira oficial con escalas en Australia y Nueva Zelanda.

El líder europeo, que concluirá su gira por Oceanía el próximo 9 de septiembre también subrayó que la Unión Europea (UE) y el euro son fuertes y resistentes.