La escritora irlandesa Kate O'Brien, cuya obra está vinculada a la capital abulense y a Santa Teresa de Jesús, contará con una calle que lleve su nombre y que será inaugurada el 27 de septiembre con diversos actos, según lo ha anunciado ex director del Instituto Cultural Español/Cervantes de Dublín, José Antonio Sierra.

Nacida en Limerick (Irlanda) en 1897 y fallecida en 1974, la escritora "se enamoró de la ciudad y, desde 1931, fue su destino casi obligado cada verano y hasta el comienzo de la Guerra Civil", según Daniel Pastor, doctor en Filología Inglesa y profesor de la Universidad de Salamanca.

Más conocida en su país desde que en 1990 fuese reivindicada por la presidenta irlandesa Mary Robinson, llegó como institutriz a Bilbao en 1922 desde su Irlanda natal y como "viajera incansable y, movida siempre por un afán de conocer y aprender, en Ávila encontró encarnado el verdadero espíritu castellano por antonomasia, caracterizado por esas 'virtudes' de sobriedad, sencillez y respeto a la tradición con las que se identificó plenamente y que, para ella, cobraron expresión en las vidas e ideas de los grandes místicos".

Según el experto, la ciudad y la personalidad de Santa Teresa, "a la que leyó con total admiración", atrapó "por completo" el corazón de la irlandesa "como ninguna otra ciudad" y en su novela 'Mary Lavalle' (1936) aparecen las primeras referencias al encanto de Ávila cubierta de nieve.

No obstante, donde se descubre su "verdadera pasión" es en 'Adiós España' (1937), en el que dedica un extenso capítulo a la ciudad titulado 'Santa Teresa', donde tras un minucioso recorrido por sus monumentos más sobresalientes, "no pierde la ocasión de hablar del bullicio de sus plaza y cafés o describir en detalle algunas de las costumbres de los abulenses de la época que más le llamaron la atención como el paseo al atardecer en los meses estivales por El Rastro".

Ávila y Santa Teresa reaparecen en otra novela ambientada en España, 'Esa Dama' (1946) y en 1951 se publica 'Teresa de Ávila', un retrato personal de la Santa "o, como ella misma explica, sus propias reflexiones sobre una de las mujeres que más admiró a lo largo de su vida y a la que calificó, desde las primeras páginas, de geniales".

Según el estudioso de la autora irlandesa, las visitas de Kate O'Brien se reanudaron a partir de 1957, tras la prohibición de entrar en España impuesta por el régimen franquista durante 20 años.

"Varias de sus colaboraciones periodísticas o radiofónicas volvieron a tener como motivo de inspiración a Santa Teresa, su nombramiento como doctora de la Iglesia o simples anécdotas ocurridas durante sus últimas estancias en Ávila", explicó.

Consulta aquí más noticias de Ávila.