Chávez realiza una exhibición de fuerza a la salida del hospital donde ha recibido quimioterapia

  • Ha abandonado el hospital tras someterse a un tercer ciclo de quimioterapia.
  • Comentó que ha ganado un kilo e hizo una exhibición de músculo.
  • Cientos de personas le esperaban para jalearle a la salida del Hospital Militar de Caracas.
Hugo Chávez dijo que está en condiciones "inmejorables" tras finalizar la tercera ronda de quimioterapia.
Hugo Chávez dijo que está en condiciones "inmejorables" tras finalizar la tercera ronda de quimioterapia.
EFE

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, abandonó el hospital después de culminar su tercer ciclo de quimioterapia en una condición de salud que calificó como "inmejorable" y en medio de una caravana que lo llevó hasta la sede de Gobierno y congregó a cientos de sus seguidores.

"Me voy pepiado (fuerte)", afirmó Chávez, vestido con su uniforme militar y su tradicional boina roja, a su salida del Hospital Militar de Caracas, adonde, comentó, entró con un peso de 87,2 kilos y salió pesando 88,5. Destacó, mientras exhibía sus músculos e incluso demostraba parte de su rutina de ejercicios, que está "muy motivado" y, por primera vez, se dejó acompañar por algunos de los médicos que lo atendieron durante su estancia en el hospital caraqueño.

El médico que despidió a Chávez, cuyo nombre no fue facilitado, destacó que el presidente "se aprecia de la mejor condición, no sólo anímica sino físicamente".

"Estoy con el alma encendida de luz, de vida y el cuerpo también", aseguró el gobernante, que estuvo acompañado por sus hijas; su canciller, Nicolás Maduro, y el vicepresidente de la República, Elías Jaua. Chávez permanecía desde el sábado pasado en el Hospital Militar de Caracas, donde recibió el tercer ciclo de quimioterapia para continuar con el tratamiento contra el cáncer que inició en La Habana.

El 30 de junio pasado, el mandatario informó de su enfermedad y la intervención quirúrgica a la que había sido sometido diez días antes en Cuba para extirparle un tumor canceroso

A su salida del hospital, el jefe de Estado lideró desde una camioneta una caravana de vehículos que lo llevó hasta Miraflores (sede de la Presidencia), mientras saludó, micrófono en mano, a personas que se apostaron en la vía y motociclistas. "Viviremos y venceremos", "aquí vamos viviendo y venciendo", "que viva el pueblo", arengaba Chávez, entre aplausos y gritos de cientos de personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento