El Consell de Mallorca ha informado de que ya han finalizado las obras de ampliación del tercer carril de la vía de cintura, en el tramo comprendido entre el enlace de Valldemossa y los túneles de Génova, por lo que se ha retirado toda la señalización de obra que limitaba la velocidad de la vía a 80 kilómetros por hora.

De este modo, según ha señalado el Consell en un comunicado, a partir de ahora la velocidad de este tramo será de 120 kilómetros por hora y en el tramo de los túneles de Génova será de 80 km/h.

Con esta actuación, que ha afectado a más de 5.500 metros del final de la vía de cintura, se ha ampliado un carril para cada sentido y se ha ocupado la mediana actual.

De esta forma, la sección de las dos calzadas se ha constituido con tres carriles por sentido, de 3,5 metros de anchura, y por una mediana central de entre 3,50 y 4 metros, donde se ha instalado una barrera del tipo 'Nueva Jersey' para evitar el paso de vehículos de un sentido al otro en caso de accidente.

Además, en algunas zonas también se han colocado barreras metálicas con protección para los motoristas y también se ha asfaltado toda la calzada del tramo en el que se ha construido el tercer carril con una capa de aglomerado asfáltico antideslizante. Ahora, tan sólo quedan por hacer trabajos de jardinería en la mediana, si bien estos no se pueden hacer en verano.

El proyecto se ha llevado a cabo dentro del plazo de 18 meses establecido con la empresa concesionaria y se ha desarrollado con un presupuesto de 15 millones de euros, financiado por el convenio con el Ministerio de Fomento.

El Consell ha recordado que hace aproximadamente unos once años que se ejecutó el tercer carril de la vía de cintura entre la autopista del aeropuerto y la carretera de Valldemossa. Asimismo, ha señalado que el tramo comprendido entre Valldemossa y el túnel de Génova estaba totalmente congestionado a las horas punta, puesto que tiene una intensidad media diaria de entre 80.000 y 120.000 vehículos.