El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de la isla de La Palma ha decomisado en los últimos 15 días un total de 114 kilogramos de lapas en diferentes zonas de la isla dentro de una campaña para prevenir el furtivismo y la pesca ilegal.

Según ha informado el Cuerpo Armado las lapas incautadas han sido entregadas por los agentes en un Hospital de Santa Cruz de La Palma para su consumo.

Asimismo se ha denunciado ante la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias, a dos personas por encontrarse recogiendo lapas en una zona vedada para el marisqueo. Carecían de licencia para ello y habían excedido el tope máximo de capturas permitidas por persona y día, infringiendo así la normativa recogida en la Ley de Pesca de Canarias.

El servicio, realizado junto con un helicóptero de la Guardia Civil, se enmarca dentro de los realizados por el Seprona de la Guardia Civil en este verano.