Bolsa madrileña
Un inversor sigue la evolución de las cotizaciones en los monitores dispuestos para ello en el parqué madrileño. Juanjo Guillen / EFE

La Bolsa española bajó este viernes el 3,40 %, con lo que corta una racha de cuatro jornadas consecutivas al alza, arrastrada por el dato negativo de desempleo en Estados Unidos y por los problemas de Grecia para cumplir con sus objetivos de déficit.

La prima de riesgo de la deuda española se situó poco antes del cierre en 311 puntos básicos, 21 puntos por encima del cierre de ayer. El IBEX 35 cayó 297,60 puntos, equivalentes al 3,40 %, hasta los 8.463,50 puntos, mientras que las pérdidas anuales alcanzan el 14,16 %. Este descenso da fin a la racha de cuatro jornadas positivas, con lo que además reduce las ganancias semanales del selectivo, que finalmente se sitúan en el 3,40 %.

La economía estadounidense no creó empleo en el mes de agosto El dato del paro en EE UU era la principal atención de los inversores, lo que explica el fuerte descenso de todas las plazas internacionales una vez se conoció que la economía estadounidense no creó empleo en el mes de agosto, con lo que la tasa de paro se mantiene en el 9,1 % de la población activa.

Además, el anuncio del ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, de que no se realizarán nuevas medidas de ajuste para impedir que agraven aún más la contracción económica del país, lo que podría suponer un incumplimiento en los objetivos de déficit.

Esta cuestión precipitó la suspensión de la visita de la representación internacional de la Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo que se encontraba en Atenas en su visita trimestral para supervisar los planes de ajuste del gobierno heleno.

Las instituciones griegas se precipitaron en desmentir una ruptura de las negociaciones que también se llevaban a cabo sobre el desembolso del sexto tramo del plan de rescate a Grecia, pero lo cierto es que la representación internacional abandonó la cumbre dos días antes de lo previsto.

Los nuevos temores respecto al déficit griego y los problemas de su deuda volvieron a llevar la inestabilidad a los mercados secundarios de deuda, con la prima de riesgo española de nuevo por encima de los 300 puntos básicos. Este alza de las primas de riesgo se dejó sentir en las cotizaciones de los principales bancos europeos que sufrieron importantes caídas.

Todos los datos apuntan a que Estados Unidos está ya en recesión El economista jefe de Intermoney, José Carlos Díez, explicó que "todos los datos apuntan a que Estados Unidos está ya en recesión", además de reclamar la pronta celebración de una nueva cumbre del G-20 "que decida las nuevas medidas a adoptar, porque hay que aplicar nuevas medidas, y explicárselas a la gente, no se puede seguir mintiendo".

Los analistas de IG Market también atribuyeron la mala jornada a los indicadores negativos que llegan desde Estados Unidos, y a que "los mercados han tenido que asimilar el mal dato del paro en EE UU desde niveles de caídas ya bastante importantes", además de que la "falta de seguridad respecto al segundo rescate a Grecia, por la oposición de algunos países, es lo que provoca la volatilidad actual".

En Europa, el euro se debilitaba y cotizaba a 1,42 dólares, mientras todas las plazas europeas cerraban en negativo: Fráncfort cayó un 3,36 %; París, un 3,59 %; Milán, un 3,89 % y Londres, un 2,34 %. BBVA y Santander lideraron las caídas de los grandes valores del IBEX 35, con descensos del 5,03 % y del 4,84 %, respectivamente, mientras que Telefónica cayó un 3,36 %; Repsol YPF, un 3,72 %; Iberdrola, un 3,43 % e Inditex, un 1,19 %.

Dentro del selectivo la mayor caída fue para Arcelor Mittal, que cedió un 6,18 %, seguido de Abengoa (5,36 %) y Gamesa (5,31 %), en una sesión en la que sólo Mapfre terminó en positivo, con un avance del 0,86 %. En el mercado continuo la mayor caída fue para las cuotas participativas de la CAM, que descendieron un 10,64 %, en tanto que la constructora Cleop se revalorizó un 9,80 %.

Caídas generalizadas

Por su parte, las bolsas europeas, lastradas desde la apertura por los problemas de Grecia para cumplir con sus objetivos de déficit, intensificaron sus caídas tras conocerse las cifras de desempleo de EEUU en agosto y cerraron con descensos de alrededor del 3,5 %. Milán perdió un 3,9 %, París cayó un 3,6 %, Fráncfort y Madrid cedieron un 3,4 %, y Londres lo hizo un 2,3 %.

La tasa de desempleo en EEUU se mantuvo en agosto en el 9,1 %, con 14 millones de desempleados, una cifra que apenas ha variado desde el pasado mes de abril y también arrastraba en Wall Street al Dow Jones de Industriales un 1,5 % al cierre de los mercados europeos. La bolsa de Lisboa se desmarcó de la tendencia bajista general y cerró con un alza del 0,52 %, gracias a la subida del 8,42 % de la eléctrica Energías de Portugal (EDP). La bolsa de Atenas (Athex-20) perdió hoy un 4,6 % y acumula una ganancia semanal del 1,9 % y una caída anual del 43,8 %.