La Guardia Civil de Tortosa ha decomisado 252 plantas de marihuana de dos metros de altura y un peso total de 320 kilos en un terreno rural agrícola de Paüls (Tarragona) y ha detenido al propietario, según ha informado en un comunicado.

La policía inició la investigación tras detectar la posible plantación clandestina y comprobar que se hallaba oculta entre pinos, algarrobos y cerezos, por lo que el día 1 se accedió a la finca.

El detenido, Domingo G.G., de 49 años y vecino de la localidad, está acusado de un delito contra la salud pública y ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Tortosa.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.