Un equipo de investigadores del Instituto Universitario de Matemática Multidisciplinar de la Universitat Politècnica de València (UPV) ha realizado un estudio en el que predicen un incremento del 50 por ciento en el número de divorcios en España en los próximos cinco años.

Para llegar a esta conclusión, han desarrollado un modelo matemático de sistemas de ecuaciones lineales y cuadráticas que toman como referencia los datos de las encuestas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Así, han dividido a la población española de entre 20 y 60 años en tres categorías, solteros, casados y divorciados, que son las incógnitas de las ecuaciones.

Según ha explicado el director del Instituto, Lucas Jódar, a través de la resolución de las incógnitas de las ecuaciones, el modelo permite estimar la evolución de la cifra de divorciados durante cada uno de los próximos cuatro años —empezó hace uno— en tres posibles escenarios económicos.

Así, las tres hipótesis con las que han trabajado son una recuperación de la economía estatal en forma de L, con un largo periodo de estancamiento y sin síntomas que permitan asegurar una recuperación a medio plazo; en forma de V, que representa una recuperación con un crecimiento sostenido, que podría darse en 2013-2014; y un tercer escenario que establece como hipótesis un cambio político con recuperación económica en nuestro país tras las elecciones generales.

A partir de la aplicación del modelo, el estudio prevé un notable incremento del número de separados para los próximos años, cercano al 50%, en el periodo que va de 2010 a 2015, con ligeras diferencias entre cada una de las hipótesis económicas.

Así, de los casi 1.460.000 divorciados que había en España el año pasado se pasaría a los 2.050.000 (escenario en L); 2.100.000 (escenario en V); mientras que el mayor incremento se daría en el escenario de un hipotético cambio político tras los comicios de noviembre. En este último caso la resolución del sistema de ecuaciones planteado por los investigadores del IMM arroja una predicción de 2.150.000 divorciados.

Para Jódar, este modelo permite "entender los comportamientos sociales, conocer su dinámica, simular diferentes situaciones y analizar el efecto de los distintos escenarios sobre el comportamiento humano".

"En este caso nos hemos centrado en la evolución de la población de divorciados, pero también hemos trabajado y seguimos trabajando en otros estudios, como por ejemplo el consumo de drogas, ansiolíticos, la adicción a las compras o al gimnasio", ha apuntado el matemático.

Este trabajo se presentará la próxima semana en el marco de las Jornadas 'Mathematical Models of Addictive Behaviour, Medicine & Engineering', organizadas por el Instituto Universitario de Matemática Multidisciplinar de la UPV.

Consulta aquí más noticias de Valencia.