Rocas en Marte
Reproducción de la fotografía que tomó el robot explorador Opportunity a las rocas con una textura nunca vista hasta ahora en Marte. EFE

El robot explorador Opportunity ha descubierto en Marte rocas con una textura nunca vista hasta ahora, mientras sigue buscando otras arcillosas que pudieran tener vestigios de vida, anunciaron científicos de la NASA. El Opportunity llegó hace tres semanas al borde del cráter Endeavour, 25 veces mayor que el Victoria, de donde venía, y los científicos esperan encontrar en él rocas mucho más antiguas que las hasta ahora observadas en sus más de siete años de misión.

Esta es diferente de cualquier roca nunca vista en MarteEl director ejecutivo de la misión de Robots Exploradores a Marte de la NASA, Dave Lavery; el investigador principal del proyecto, Steve Squyres, de la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York, y el director del proyecto del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, John Callas, presentaron las primeras imágenes. La primera roca que examinó el robot en su nuevo destino tiene el tamaño de un taburete, según explicaron, su superficie es plana y aparentemente fue desenterrada por el impacto con otro objeto que fue el que formó el cráter, que tiene 22 kilómetros de diámetro.

"Esta es diferente de cualquier roca nunca vista en Marte", dijo Squyres, quien aseguró que tiene una composición similar a algunas rocas volcánicas, pero con más zinc y bromo de lo que han detectado anteriormente. Además de enviar cientos de fotos con la cámara microscópica y los filtros de su cámara panorámica, el Opportunity también utilizó su brazo robótico para estudiar mejor la composición de la roca. La roca ha sido nombrada informalmente 'Tisdale 2' y, según indicaron, la diversidad de los fragmentos hallados podría ser el preludio de que vayan a encontrar otros minerales que arrojen más luz sobre la composición y los orígenes del Planeta Rojo.

Su próxima misión será ir a la caza de las tan buscadas rocas arcillosas, señaló Arvidson. Las observaciones de los naves espaciales orbitadoras de Marte sugieren que las formaciones rocosas en el borde de cráter datan de la historia temprana del planeta e incluyen minerales arcillosos, que se forman en condiciones menos ácidas y de humedad, posiblemente más favorables para la vida. El cráter tiene crestas discontinuas en su borde y los científicos han identificado unas marcas en la roca sedimentaria, que parece que hubiera sido cortada, y llena de cavidades rellenas de material posiblemente arrastrado por el agua, según explicó Arvidson.

Un robot con "artritis"

No obstante, indicaron que todavía es pronto para hacer especulaciones y se necesitarán más datos del robot. Después de siete años y medio de misión en Marte, equivalentes a 2.703 días marcianos, Callas hizo una evaluación sobre la salud del robot, que, según dijo, tiene algunos achaques debido a su edad, pero continúa en buena forma para seguir adelante con nuevos descubrimientos. "Tiene un poco de artritis en su brazo robótico, hemos visto alguna parálisis en su sistema neurológico, pero las baterías siguen en buen funcionamiento", señaló Callas. No obstante, advirtió que en cualquier momento se podría perder algún componente crítico del sistema esencial del robot explorador y la misión se daría por concluida.

"Tenemos un robot anciano que está mostrando su edad pero está en buena forma, duerme bien y tiene unos niveles de colesterol excelentes, esperamos que continúe con su labor científica", bromeó. El Opportunity y su hermano gemelo Spirit fueron lanzados en 2003, con el objetivo de recorrer el Planeta Rojo desde dos puntos opuestos. Comenzaron su exploración, prevista inicialmente para tres meses, en enero de 2004, pero su misión se ha ido prolongando.

Opportunity aún funciona siete años y medio después pero en el camino se quedó su hermano Spirit, cuyas ruedas se atascaron en las arenas marcianas y tras los infructuosos intentos de la NASA para salvarlo dejó de comunicarse en marzo de 2010.

Son una prueba inequívoca de que hace tiempo el agua fluía por la superficie de MarteLa NASA ya prepara la nueva generación de robots marcianos y ya está casi listo para el despegue Curiosity que partirá entre el 25 de noviembre y el 18 de diciembre de este año para aterrizar en agosto de 2012.

Un enorme cráter que fue un lago

La Agencia Espacial Europea (ESA) publicó también este viernes varias fotografías que presentan un cráter en las tierras altas del sur de Marte que fue el lecho de un gran lago cuando el agua fluía por la superficie de ese planeta. El cráter de Eberswalde, captado por la sonda Mars Express, tiene 65 kilómetros de diámetro y se formó hace más de 3.700 millones de años por el impacto de un asteroide, explicó la ESA en un comunicado.

Aunque una parte del Eberswalde fue cubierto por el impacto posterior de otro asteroide, que creó un segundo cráter, en la zona visible se conservan los restos de lo que en un tiempo fue "un gran delta, surcado por múltiples brazos fluviales".

El delta tenía unos 115 kilómetros cuadrados de superficie y estaba alimentado por los citados ríos. Cuando se secó, gran parte de esas formaciones quedaron ocultas bajo una capa de sedimentos arremolinados por el viento.

Las estructuras analizadas -identificadas originalmente por la sonda Mars Global Surveyor de la NASA estadounidense- "son una prueba inequívoca de que hace tiempo el agua fluía por la superficie de Marte", señaló la ESA.

Junto al Eberswalde hay otro cráter, el Holden, de 140 kilómetros de diámetro y que cuando se generó proyectó rocas que cubrieron gran parte del primero.

Uno y otro son dos de los cuatros emplazamientos seleccionados para el aterrizaje de una misión de la NASA, el Mars Science Laboratory, que despegará a finales de este año.