El secretario xeral del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, ha reivindicado este viernes las "políticas igualadoras" de la socialdemocracia, que defienden "un Estado competitivo y eficiente con políticas sociales", frente al modelo que promulga la derecha, caracterizado por "desmontar el Estado y recortar" el gasto social.

Tal y como ha señalado en su intervención en la apertura de la Escuela de Verano del PSdeG ante unos 40 militantes socialistas, la desaparición de las políticas sociales convierten "la sociedad en una selva" en la que los ciudadanos deben "pelear por la supervivencia individual pisando para ello a quien haga falta".

"Ese elemento de competitividad individual sin control acaba siempre con desigualdad, exclusión social y violencia", ha subrayado, para citar al socialdemócrata alemán Willy Brandt: "competitividad la que haga falta, pero intervención, la necesaria".

Con el objetivo de contraponer ambos tipos de política y de "mandar un mensaje claro a la sociedad, que se entienda a la primera" con la vista puesta en el 20 de noviembre, Vázquez ha advertido de que las medidas que ya ha empezado a poner en marcha el PP en comunidades como Castilla-La Mancha desvelan "su programa real".

Modelo "ultraconservador"

"Sustituyeron el programa con el que seducen a la ciudadanía y sacaron el real", ha incidido el jefe de filas de los socialistas gallegos, para recordar que se trata de "un modelo ultraconservador" que busca "desmontar el Estado, vender hospitales, colegios y edificios públicos, privatizar la sanidad y reducir médicos y docentes".

Esta "anulación" de las "principales políticas sociales" —educación y sanidad— también la está llevando a cabo el PP desde la Xunta, según su criterio. En este sentido, ha apuntado que se "reduce" el número de profesores, se suprime la gratuidad de los libros de texto, se introduce el "pago del transporte escolar" y se "recorta" en becas; al tiempo que se "privatizan" hospitales y centros de salud y se "suprimen" ambulancias.

Todo ello, utilizando "el doble lenguaje clásico de la derecha, que nunca llama a las cosas por su nombre" al objeto de "no contar la verdad". "Suprimir ambulancias es reordenar el transporte sanitario, suprimir la gratuidad de los libros de texto es implantar la gratuidad solidaria y machacar el gallego es defender un galleguismo cordial", ha ironizado, para advertir de que nadie "debe dejarse engañar por frases dulces".

Al hilo de estas acusaciones de "no contar la verdad", se ha referido al dato del paro conocido este mismo viernes, que revela que en Galicia aumentó un 0,71 por ciento con respecto al mes pasado. "No sale muy mal porque ocultan parados bajo una clave falsa (el código S-698)", ha insistido, tras lamentar que el Gobierno gallego "calle" al respecto.

Tras hacer un repaso por distintos indicadores económicos, que ofrecen datos peores que la media estatal, Pachi Vázquez ha mandado "un recado" al presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo: "los cantos de sirena, dos años después, quedaron en evidencia". "RESPONSABILIDAD"

Frente a este modo de actuar del Ejecutivo gallego, que ha criticado, ha reivindicado la importancia de la "responsabilidad". "Cuando se gobierna hay que tomar decisiones, unas agradables y otras dolorosas", ha indicado, y ha asegurado que su partido cuenta con un proyecto "propio" que está "en la dirección opuesta al modelo conservador".

"Esto no se arregla generando desigualdades, sino siendo un Estado eficiente, austero y competitivo y reforzando las políticas sociales", ha enfatizado, sin obviar que España también debe ser "solidaria" dentro de la Unión Europea "con lo que gusta y con lo que no", a fin de poder "competir en la economía mundial".

Así, ha erigido al PSOE en "un partido con vocación de gobierno", por ser capaz de "tomar decisiones" frente a "las posturas nihilistas" de los partidos minoritarios, a los que "nada les parece oportuno".

En este escenario, pero en clave gallega, ha llamado a "buscar puntos de encuentro" entre la izquierda para "ser más competitivos" juntos y lograr "la Galicia que todos queremos".

Finalmente, el líder socialista ha instado al PPdeG a que "exija compromiso" a su jefe de filas a nivel nacional, Mariano Rajoy, con el AVE gallego si llega al Gobierno, después de que respaldase el aplazamiento de la línea Lisboa-Madrid.

"gestionar situaciones difíciles"

Antes del secretario xeral tomó la palabra el director de la Escuela de Formación Francisco Fernández del PSdeG, Jaime Barreiro, quien aseguró que los socialistas están "en condiciones de gestionar situaciones difíciles" porque tienen "sentido del deber" y "compromiso político". Por ello, ha pedido trabajar para ser vistos como "dignos depositarios de la confianza ciudadana".

También el secretario de Formación del PSdeG, Miguel Fidalgo, ha defendido la necesidad de "plantear reglas de juego justas" al sistema, aunque ha admitido que las respuestas a los "problemas muy gordos" del sistema capitalista son "complejas".

"si nos unimos no hay quien nos pare"

Por último, Vázquez ha tenido un gesto hacia la alcaldesa de Silleda, Paula Fernández Pena, quien fue desalojada a través de una moción de censura con tránsfugas la pasada legislatura.

"Esta no es una alcaldía más, sino que tiene una simbología que demuestra que cuando nos unimos y hablamos con la gente no hay quien nos pare", ha proclamado, para concluir: "ni en los lugares más hostiles y en momentos de extrema dificultad".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.