Precintan el Secadero con el dueño dentro

Corren malos tiempos para la lírica.
El propietario del local, tras la puerta, una vez precintado.
El propietario del local, tras la puerta, una vez precintado.
P. Ayala
El jueves, 27, la Policía Local de Alhendín precintó el club de jazz Secadero con su dueño dentro por orden del alcalde, José Guerrero (PP), quien argumenta que la sala, un antiguo secadero de tabaco, «no cumple con la normativa ni tiene licencia de apertura».José Luis Sánchez, dueño del local, que lleva más de 12 años abierto, denunció el hecho a la Guardia Civil, rompió el precinto y abrió el local el pasado fin de semana. «El problema viene de atrás», asegura. «El hijo del alcalde vive al lado y le molesta el ruido».

Sánchez dice que en el último curso la Policía «ha acudido al local muchas veces» y apunta hacia «cierta rivalidad política», pues en la próximas elecciones se presentará a concejal por la oposición. También afirma que «el hermano del alcalde siempre tuvo interés en construir aquí y no va a poder porque este es un inmueble protegido».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento