El concejal de Movilidad Urbana del Ayuntamiento de Torrelavega, Alejandro Fernández Berjano, ha afirmado este viernes que el Consistorio "no consentirá un funcionamiento chapucero" del transporte urbano, ya que "a la larga sería un lastre en el presupuesto" y una "mala imagen" para el municipio.

En nota de prensa, el Ayuntamiento ha explicado que ha iniciado las gestiones para reclamar una indemnización a la empresa Transitia-Pavigón por no haber puesto en marcha el transporte escolar y el servicio de grúa el 16 de agosto, "como figura en el contrato".

"La empresa tiene un ultimátum encima de la mesa, y si el día 16 de septiembre no se dan todas las condiciones para llevar a cabo la puesta en marcha de los servicios contratados, el Ayuntamiento iniciará el procedimiento de rescisión de contrato", ha indicado Berjano.

Y es que, el equipo de Gobierno no puede permitir "el más mínimo desajuste" con la puesta en marcha de este servicio. "El Ayuntamiento será inflexible en el cumplimiento de las condiciones estipuladas en el contrato", ha recalcado el concejal de Movilidad Urbana.

Además, Berjano ha indicado que la Gerencia de Urbanismo celebrará el próximo miércoles, a las 9.00 horas, una reunión para tratar sobre la puesta en marcha de este servicio conforme a la solicitado el pasado 26 de agosto.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.