El secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, José Luis Gil, ha manifestado que la propuesta recogida en el Plan de Ajuste anunciado por el Gobierno regional de eliminar 500 liberados sindicales de "placebo mediático" para desviar la atención de un recorte "sin precedentes", de manera que lo importante parezca "algo accesorio".

En este sentido, Gil ha subrayado que el Gobierno pretende poner en marcha "medidas injustas que perjudican a los de siempre" y pretende debilitar "a los que tienen el papel constitucional de hacer frente a los disparates".

Según Gil, el sindicato tiene los representantes liberados "que la Ley y los acuerdos con el Gobierno concede", por lo que si el Ejecutivo "no está dispuesto a cumplir esos acuerdos, habrá que discutir".

"Se está alentando una sensación de caza del hereje (los liberados), pero esto es una negación de derecho sindical que supone poner en cuestión la propia democracia y no respetar la Constitución, que nos otorga un papel reconocido que están intentando poner en cuestión", ha agregado.

450.000

Euros de subvención

Por otro lado, José Luis Gil ha indicado que el sindicato recibió el año pasado 305.000 euros en función del número de delegados en empresas y 140.000 por su participación en todas las mesas de la Administración regional, ante lo que ha subrayado en tono irónico que si dejar de cobrar esos cerca de 450.000 euros "resuelve el problema de la región", están dispuestos a "hacer colectas en las empresas" para financiarse.

"El problema no son las subvenciones ni los liberados, sino que el recorte de 1.800 millones que harán que la región entre en recesión, que pierda empleo y que se vean afectados los Servicios Sociales", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.