El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha mostrado este viernes "razonablemente" satisfecho tras la aprobación en el Congreso de la reforma constitucional que introducirá en la Carta Magna el principio de estabilidad presupuestaria, aunque ha lamentado que el veto del diputado de IU Gaspar Llamazares haya impedido un mayor consenso.

Zapatero responsabiliza a Llamazares de que no haya habido mayor consensoEn declaraciones a los periodistas tras la votación de la reforma, que ha contado con el apoyo de PSOE, PP y UPN, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que está satisfecho y ha recordado que "queda todavía el día 7", cuando la reforma podría recibir la luz verde definitiva en el Senado.

Además, Zapatero ha responsabilizado al diputado de IU de que finalmente la reforma no haya recibido el apoyo de más partidos. "Creo que ha sido un problema de Gaspar Llamazares", ha respondido, cuando se le ha indicado que finalmente no ha sido posible mayor consenso.

Rajoy, "muy contento"

Siguiendo la misma línea, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado estar "muy contento" con la reforma de la Constitución que ha aprobado el pleno del Congreso y que, a su juicio, "viene muy bien para la confianza de España".

Esta reforma viene muy bien para la confianza de EspañaEn declaraciones a los periodistas a la salida del hemiciclo tras esa votación, Rajoy ha recordado que hace un año él ya había propuesto que se incluyera en la Constitución un límite de déficit de las administraciones públicas.

Se trata de una decisión que ha dicho que es acorde con lo que plantea la Unión Europea y con lo que demanda todo el mundo.

"Además, viene muy bien para la confianza de España y para afrontar con más posibilidades de éxito la recuperación económica y la creación de empleo", ha añadido.

Al mismo tiempo, ha reiterado que la modificación constitucional ha sido muy valorada fuera de España.

Refuerza la solvencia de España para Rubalcaba

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha aseguradoque la reforma constitucional aprobada por el Congreso refuerza la solvencia de España.

Rubalcaba afirma que es bueno para la confianza en la economíaAl término de la votación, Rubalcaba ha señalado que lo avalado este viernes por el pleno del Congreso afianza la confianza en la economía española y en un momento especialmente difícil.

"Esa es la razón por la que el grupo parlamentario socialista la ha apoyado", ha señalado.

Respecto a lo sucedido en el pleno, donde IU ha impedido votar las enmiendas transaccionales de PSOE y PP a las propuestas de CiU, Rubalcaba se ha limitado a comentar: "tiempo tendremos de hablar de eso"

Una "burla", según los sindicatos

Las reacciones de los agentes sociales tampoco se han hecho esperar, el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), Ignacio Fernández Toxo, ha calificado de "burla" a la ciudadanía el pacto alcanzado entre el Gobierno y el Partido Popular para reformar la Constitución.

En declaraciones a los medios antes de la asamblea del sindicato en la que se discutirán los detalles de la manifestación contra la reforma, fijada para el 6 de octubre, Toxo criticó que en "lo único" en lo que se han puesto de acuerdo los dos grandes partidos (PSOE y PP) tras tres años y medio de crisis es en una modificación constitucional realizada con "nocturnidad y alevosía".

Según Toxo, la reforma se ha aprobado con "nocturnidad y alevosía"El secretario de CC OO aseguró que espera una asistencia "multitudinaria" a la manifestación en la que también se exigirá la celebración de un referéndum popular sobre la reforma, y cuestionó la legitimidad de llevar a cabo una medida tan relevante sin consultar a la ciudadanía.

Explicó que la protesta se convoca asimismo en previsión de las posibles futuras medidas que podrían afectar "aún más seriamente" a la negociación colectiva, ya que le "consta" que hay conversaciones en marcha del PSOE con CIU y el PNV al respecto.

A pesar de todo ello, Toxo volvió a descartar una huelga general, ya que, a su juicio, se trata de un tema "muy, muy serio" que no se puede improvisar sin tener en cuenta "todos los elementos presentes".

En cambio, reclamó un esfuerzo colectivo para reconducir la actual situación económica hacia un escenario de soluciones, creando más empleo, en lugar de congelar los salarios.