Los trenes pasan junto a un parque infantil sin valla en la calle Óvalo

La antigua Renfe dice que lo habían arreglado la semana pasada. Además, la zona de juegos está llena de cristales rotos, latas...
Un tren de Cercanías, pasando ayer a escasos metros de los juegos infantiles... llenos de cristales.
Un tren de Cercanías, pasando ayer a escasos metros de los juegos infantiles... llenos de cristales.
Fran Manzanera
Con una pista facilitada por el lector Antonio Tomás Orenes
Vidrios rotos, excrementos de perro, latas y hasta botellas de licor. Ése es el panorama del pequeño parque que hay en la calle Óvalo, bajo el puente de la autovía, en barrio del Carmen. Pero lo peor es que la valla que separa la zona con las vías del tren está por los suelos.

Como pudo comprobar 20 minutos, no hay nada que impida el acceso a las vías del tren, con el consiguiente peligro para los niños que juegan en esa zona.

En los bloques de edificios de alrededor viven unas 200 familias, pero apenas se ve movimiento en la zona. Los padres no dejan que sus hijos bajen solos al parque.

Además, los juegos infantiles que hay (un tobogán y una estructura para que los niños escalen) están muy deteriorados.

Adif, el organismo gubernamental que gestiona las infraestructuras ferroviarias (antes Renfe) y responsable de la valla en cuestión, dijo que la pasada semana ya fue reparada. Por eso sospechan que pueda tratarse de algún gamberro que se dedique a tirarla abajo. Anunciaron que la levantarán de nuevo.

Dinos... qué desperfectos hay en tu jardín y qué cosas faltan

Cuéntanoslo en...

e-mail nosevendemurcia@20minutos.es

correo Avda. General Primo de Rivera, 30008, o en www.20minutos.es

José Ros no habla con 20 minutos

El concejal de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Murcia, José Ros, ha decidido no hacer declaraciones a

20 minutos. Dice estar molesto con las denuncias que publica este diario sobre las carencias de los parques de la ciudad.

María Jesús Brocal. «A mí me parece fatal cómo está este parque, sobre todo por la vía del tren, porque la valla está caída. Debería estar más resguardada de las vías. ¿Cómo vas a dejar a los niños jugando aquí solos? Es imposible».

Julio Sánchez. «Cualquier crío se puede meter allí. Creo que lo de la valla es cosa de Renfe. Esta zona está dejada de la mano de Dios. Además, si los niños se meten en el parque se pueden clavar de todo. Esto sólo lo pueden arreglar los promotores».

Isabel María Gómez. «Yo por ahí no voy, mi vida la hago en la dirección contraria. A mí la arena no me gusta. Además, ese parque está lleno de cacas de perro y de vidrios

y hay mucha suciedad. Si estuviera más cuidado haríamos más uso de él».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento