El presidente de la CAEB, Josep Oliver, ha admitido que las últimas cifras del paro del mes de agosto, que revelan que el desempleo ha aumentado en Baleares un 0,54 por ciento, en relación a julio, no son para "tirar cohetes", si bien ha destacado la "importante" caída de la cifra de desocupados en términos interanuales, concretamente, en 1.642 (-2,25 por ciento).

En un comunicado, Oliver ha recordado que "históricamente, siempre ha habido más desempleo en agosto que en julio, aunque el sector servicios siga contratando y reduciendo la cifra de desempleados".

No obstante, ha insistido en que en términos interanuales, la reducción del desempleo en un 2,2 por ciento, supone una "diferencia importante", respecto a agosto de 2010, teniendo en cuenta, sobre todo, la evolución del paro en Baleares, en relación al resto de España, donde el desempleo "crece de manera notable", refiriéndose así al hecho de que en todo el Estado, había en agosto 161.266 desocupados más que hace un año, un 4,06 por ciento más.

Respecto a la caída de la afiliación a la Seguridad Social en un 0,24 por ciento en agosto, respecto al mes anterior, lo que supone 1.098 cotizantes menos, Oliver ha subrayado que lo importante es que las islas están en una situación "algo mejor" que hace un año, incrementarse la cifra de nuevos ocupados en un 0,17 por ciento, es decir, 772 afiliados más.

No obstante, ha admitido que esta cifra de más de 700 nuevos ocupados "no es mucho", aunque ha afirmado que también se debe tener en cuenta que, a nivel estatal, ha disminuido en términos interanuales la cifra de afiliados a la Seguridad Social en un 1,22 por ciento, lo que pone de manifiesto que "aún se pierde empleo", cuando, por el contrario, en el archipiélago "se mantiene".