El consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Francisco Álvarez de la Chica, ha reprochado este viernes a las comunidades autónomas gobernadas por el PP y, en especial, a Madrid, Galicia y Castilla-La Mancha, los recortes que están llevando a cabo en materia educativa y que "van frontalmente a demoler la educación pública".

A preguntas de los medios de comunicación tras una rueda de prensa en Sevilla, Álvarez de la Chica ha querido especificar que el tema de los recortes en educación "no es un problema a nivel nacional, sino de las comunidades en las que gobierna el PP", lo cual, "podrán comprobar perfectamente las familias la semana que viene" cuando comience el curso en Andalucía y vean que en sus centros educativos se ha prescindido de "ni un solo profesor".

Según el consejero, los recortes de las autonomías donde gobierna el PP "no son recortes, son una guadaña, una involución en la educación extraordinaria y un proceso de inversión en negativo" que no tienen otra razón de ser que la de "demoler la educación pública". Por ello, se ha preguntado si las medidas aplicadas, por ejemplo, por la Comunidad de Madrid a la escuela pública "también tendrán efecto en la enseñanza concertada y privada".

En esta misma línea, Álvarez de la Chica ha criticado duramente las declaraciones realizadas este jueves por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acerca de que las 20 horas lectivas que impartirán este nuevo curso los docentes "son en general menos de las que trabajan el resto de los madrileños".

Para el consejero andaluz, esta opinión con la que Aguirre "vino a decir poco más o menos que los maestros son unos privilegiados y que trabajan muy poco" pone bajo sospecha su trabajo como servidores públicos e infravaloran "las muchas horas" que los docentes dedican a su trabajo fuera del aula.

"Los maestros dedican mucho tiempo a trabajar con los niños en el aula, pero también fuera. En Andalucía, por ejemplo, la media de un profesor atendiendo a las familias es de seis veces al año, y eso requiere mucho tiempo; preparar las clases, también requiere tiempo; atender a los problemas individuales de cada alumno, también; organizarse con los compañeros de departamento, también", ha ejemplificado el consejero tras recalcar que solo para corregir un examen de un grupo un profesor necesita al menos cinco horas.

Por todo ello, Álvarez de la Chica ha tachado de "muy severa" la decisión de Aguirre de obligar al profesorado a tener 20 horas lectivas (frente a las 18 del curso pasado) y ha advertido de que tendrá "serias y graves consecuencias" para los ciudadanos que confían en la educación pública para sus hijos. De aplicarse en Andalucía una medida como esa, el consejero advirtió de que se perderían un total de 4.580 puestos de trabajo entre los más de 40.000 profesores que conforman la plantilla docente en la comunidad. "Eso sería demoledor para el sistema público", calificó para asegurar después que en la región andaluza no se tomarán decisiones de este tipo.

"Por supuesto que aquí no vamos a ampliar ni una hora más (el horario lectivo) a los profesores", ha especificado. Tampoco se eliminará ninguna de las medidas referidas a políticas de familia (aula matinal, comedor y actividades extraescolares) ni el programa de gratuidad de los libros de texto.

Sobre todo, argumenta, porque enseñar es una "de las profesiones más difíciles", porque los maestros "merecen más respeto del que ahora mismo están teniendo por parte del PP" y porque "cuando los cambios se plantean para hacer las cosas mejor, pues es razonable; pero cuando el cambio no es para mejorar sino para gastar menos dinero (en educación), eso es indecente". "La contabilidad económica vinculada a la educación es una mal guía", ha apostillado.

Álvarez de la Chica también se ha referido al líder de los 'populres' en Andalucía, Javier Arenas. A él le ha reprochado —con fotocopias en la mano de diversos titulares de medios de comunicación— que hace un año, el pasado 10 de septiembre de 2010 concretamente, asegurara que el PP-A iba a pedir "aumentar las políticas de Educación hasta el 20 por ciento del presupuesto" de la comunidad y que justo ayer "la misma persona dijera que el PP-A copiará el plan de ajustes manchego".

"Las dos cosas no pueden ser verdad", le ha afeado el consejero a Arenas tras recalcar que "una cosa es lo que dicen (los dirigentes del PP) y la verdad es lo que hacen".

Consulta aquí más noticias de Toledo.