El presidente de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano, ha asegurado este viernes que uno de los objetivos que se plantea en su nueva labor es que los extremeños conozcan el trabajo que los diputados realizan en el Parlamento regional y ha reconocido que le "preocupa" el "desapego" que la sociedad en general tiene hacia la clase política.

Manzano, que ha mantenido en Cáceres un desayuno con periodistas para dar a conocer sus ejes de actuación, ha señalado que una de sus principales labores en esta nueva legislatura será "acercar la institución a los ciudadanos" porque "muchos desconocen la labor que se realiza en la Asamblea que es donde se conforman las normas que permiten convivir a los extremeños".

"Parece que los ciudadanos sólo saben de los diputados lo que cobran a final de mes", ha dicho el presidente que ha recordado que el sueldo neto mensual de un parlamentario regional es de 3.000 euros, incluidas dietas y desplazamientos, por lo que, después de toda su agenda de trabajo y viajes por toda la región, "la cantidad que entra en una familia a final de mes es de alrededor de 1.800 euros".

"Habrá que echar cuentas de si compensa o a cuánto sale la hora de diputado", ha ironizado el presidente que ha asegurado que "los ciudadanos deben recuperar la confianza en la clase política" y para ello "hay que enfundarse el mono de trabajo" y "contarle a la gente lo que hacemos durante toda la jornada desde las ocho hasta las doce de la noche".

Para conseguir este acercamiento a la sociedad Manzano ha asegurado que la Asamblea de Extremadura "debe tener techos y paredes de cristal" en el sentido de que los ciudadanos deben saber "qué hacen los diputados, cómo lo hacen, si se llegan a acuerdos o si se discrepa".

Nueva página web

Una de las herramientas que se utilizará serán las redes sociales como Facebook o Twitter, y las nuevas tecnologías, por lo que se trabaja ya en el diseño de una nueva página web más accesible y a través de la cual se invitará a participar al ciudadano que podrá incluso "interactuar" en las sesiones plenarias del Parlamento extremeño.

Manzano ha abogado también por la coordinación con el resto de instituciones como Junta, ayuntamientos, diputaciones, Fempex, etc, para acercarse a la realidad de los pueblos ya que considera que "para que los diputados puedan hablar con propiedad deben tener el odio muy pegado a la calle".

"Me gustaría que los problemas que se debatan en la Asamblea sean los problemas de las pequeñas empresas, de las familias o de los parados, porque lo que menos le importa a los ciudadanos es dónde nos sentamos los diputados", ha indicado en alusión a la polémica que surgió por el lugar que debían ocupar los parlamentarios en esta nueva etapa.

"Abogaré para que los diputados hablen más de personas que de partidos y más de ideas que de ideologías porque nos tiene que preocupar y ocupar lo que le preocupa a los extremeños", ha manifestado el presidente de la cámara regional que no obstante, asegura que "no" será "un florero" porque ha llegado a la presidencia de la Asamblea para "hacer algo distinto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.