Agentes de la Guardia Civil de Castellón han desmantelado un entramado de provisión y distribución de sustancias anabolizantes a deportistas y usuarios de gimnasios en la comarca castellonense del Baix Maestrat, con la detención de una médico que prescribía las sustancias y la de su pareja sentimental por distribuirlas.

La Guardia Civil de Benicarló abrió el pasado enero la operación 'Músculo' tras tener conocimiento de que en algunos gimnasios de la comarca se podrían estar usando sustancias anabolizantes destinadas a lo que, según la Benemérita, "es comúnmente conocido como 'ciclarse' en el mundo del físico-culturismo, consistente en la autoadministración 'cíclica' de sobredosis de sustancias anabolizantes para favorecer el rendimiento deportivo y el crecimiento de la masa muscular".

De las indagaciones realizadas, la Guardia Civil ha podido conocer que la detenida, de 44 años, M.T.A.S., ejerce la medicina en uno de los centros asistenciales de la comarca y que emitió alrededor de 150 recetas electrónicas en menos de cuatro meses en las que prescribía un inyectable anabólico a favor de su pareja sentimental, M.G.A. de 39 años, que a su vez era el encargado de distribuirlos y venderlos a los consumidores finales, además de utilizar otros canales de suministro como servicios de paquetería.

Durante el registro llevado a cabo en el domicilio de los detenidos, ambos vecinos de Benicarló, la Guardia Civil se ha incautado de parte del material. Según el instituto armado, el negocio radica en que este tipo de productos "tienen un coste relativamente reducido dentro de los canales farmacéuticos si bien alcanzan altos precios en el mercado negro a pesar de su peligro al circular sin control ni seguimiento médico".

El Servicio Provincial de Inspección de Farmacia ha alertado de que el abuso de este tipo de compuestos, para los que se requiere prescripción facultativa, "conlleva unos riesgos para la salud que van desde la insuficiencia hepática hasta la esterilidad".

Éste es el segundo caso de abuso en el ejercicio profesional en un mes en relación con la prescripción de medicamentos en la comarca, ya que recientemente la Guardia Civil de Benicarló, con la colaboración de los Servicios de Inspección Farmacéutica de la provincia, detuvieron recientemente a un diplomado universitario en enfermería por autoprescribirse un compuesto estimulante de alto valor en el mercado ilícito de drogas.

La Guardia Civil continúa con las diligencias y no descarta futuras detenciones tanto en Benicarló como en otros municipios. Los detenidos junto con los efectos intervenidos en el registro domiciliario han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Vinaròs.

Consulta aquí más noticias de Valencia.