El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de A Coruña, Manuel Cao, prevé una "mortandad importante" de molusco tras el último vertido a la Ría de O Burgo, procedente de un camión cisterna con casi 37.000 litros de queroseno, del que, según las primeras estimaciones, podrían haber llegado a la ría unos 33.000 litros.

En declaraciones a Europa Press, Cao ha explicado que se enteró del vertido cuando se encontraban mariscando en la zona próxima a Ponte Pasaxe —dado que este viernes comenzaba la campaña de marisqueo a flote y el próximo día 26 la de marisqueo a pie—. En concreto, los mariscadores recibieron el aviso desde el pósito coruñés, sobre las 09.00 horas, de la existencia del vertido.

Posteriormente, sobre las 11.15 horas, se les comunicó que quedaba prohibida la extracción de marisco, tras una notificación de la Consellería do Mar. Cao ha explicado que hasta ese momento "el agua estaba bajando limpia", aunque ha manifestado que sí percibían "un olor fuerte, como a gasoil".

"Tenemos la negra", ha apuntado el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de A Coruña, que ha aludido a los problemas que presenta ya la Ría de O Burgo y al hecho de que el sector fuese a reanudar este viernes la actividad después de cuatro años de cierre al marisqueo.

Cao ha señalado también que las pérdidas para el colectivo de marisqueo están ya "garantizadas" y ha remarcado que "cuando baje la marea del todo ese marisco se va a morir", en referencia a la zona afectada por el vertido. Al respecto, ha pronosticado que habrá "una mortandad importante", aunque ha precisado que "habrá que ver lo que pasa en la siguiente marea".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.