El Ministerio de Fomento ha abierto esta mañana un segundo carril en la ciudad de Logroño en la carretera de circunvalación LO-20, entre las rotondas que unen la Avenida de Madrid y la Avenida de la Sierra (Prolongación de República Argentina).

El delegado del Gobierno José Antonio Ulecia y el jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en La Rioja Enrique García Garrido han visitado esta mañana las obras, que han contado con un presupuesto de proyecto de 149.486 euros.

La actuación tratará de evitar los atascos y agilizar el tráfico en una zona que, en la actualidad, se registran embotellamientos y ralentización del tráfico en horas concretas del día.

Estas obras destinadas a evitar atascos y retenciones en esta zona se completará con las que el Ayuntamiento de Logroño tiene previsto realizar en la conexión de la LO-20 con la calle Lope de Vega y que han sido ya licitadas por el Consistorio.

Las obras han sido realizadas por la empresa EDANSA, S.A. y han supuesto una inversión cuyo presupuesto ha ascendido a 97.056 euros. Los trabajos han consistido en demoler la parte necesaria de las aceras existentes, desplazar los elementos de vegetación y mobiliario urbano necesarios y reponer los servicios que se vean afectados, principalmente elementos de iluminación de la vía, para ejecutar ese segundo carril.

La sección de firme del carril adicional es similar a la del existente. El betún asfáltico empleado es tipo B-60/70 para las mezclas bituminosas utilizadas en capas de regularización y rodadura, utilizándose en el primer caso M.B.C. tipo AC22binS con árido silíceo y en el segundo M.B.C. tipo AC16surfS con árido ofítico.

Para ello se han proyectado las siguientes unidades de obra: desmontaje y retirada a almacén o lugar de reciclaje o empleo el mobiliario urbano existente, así como las plantaciones y el alumbrado público afectados; demolición de las aceras existentes en los tramos necesarios para dotar a la sección transversal de la anchura necesaria para permitir la existencia de dos carriles de circulación.

También la colocación de la nueva alineación de bordillos y rígola que define la nueva sección de las aceras peatonales; construcción, reposición de las nuevas aceras; afirmado de la zona destinada al nuevo carril y que anteriormente estaba ocupada por acera; extendido de una nueva capa de mezclas asfálticas de rodadura a toda el ancho del ramal; pintado de las nuevas marcas viales; y reposición del mobiliario urbano retirado así como del resto de elementos.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.