Con motivo del final de las vacaciones y el inicio de la actividad escolar, la Policía Local de Toledo ha establecido una serie de dispositivos de tráfico, que se iniciaron este jueves y que se irán desarrollando de manera progresiva durante las próximas semanas, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El objetivo de estas medidas es reducir las posibles retenciones de tráfico, manteniendo la fluidez interna de circulación, y proporcionar una mayor vigilancia para garantizar la seguridad de usuarios y peatones. Durante el mes de septiembre intervendrán en este dispositivo 24 agentes de Policía Local y de Movilidad, mientras que en octubre serán 33.

El desarrollo de este dispositivo de tráfico se ha articulado en cuatro fases. La primera comenzó el 1 de septiembre. Con motivo de la finalización del periodo de vacaciones para una mayoría de ciudadano y el consiguiente incremento del tráfico en los accesos a la ciudad, se está prestando especial atención a la rotonda de Alfonso VI, rotonda del Lucero, rotonda de Azarquiel y rotonda de Bisagra.

La segunda fase se iniciará a partir del 12 de septiembre. Con motivo del inicio del curso escolar para alumnos de infantil, primaria y educación especial, además de los puntos citados en la fase anterior.

A partir de los 8.30 horas, se prestará servicio en los siguientes colegios: Medalla Milagrosa, Divina Pastora, San Lucas, Sefarad, Fábrica de Armas, Santa Teresa, Carmelitas, Tavera, Alfonso VI, Ciudad de Nara, Garcilaso de la Vega, María Pacheco, Europa, Nuestra Señora de los Infantes, Ángel del Alcázar, Aquisgrán, Alberto Sánchez, Gomez Manrique, Gregorio Marañón, Jaime de Foxá, Juan de Padilla y Ciudad de Toledo. En esta misma fecha se activará la vigilancia de las vías VAP.

Tercera y cuarta fase

La tercera fase que se pondrá en marcha a partir del día 15 de septiembre, con motivo del inicio del curso escolar para alumnos de secundaria, los servicios anteriores se incrementarán en los siguientes institutos: Sefarad (salida), Carlos III, Maristas, Azarquiel (salida), El Greco (salida), Alfonso X El Sabio, Mayol y Juanelo Turriano.

Por último, la cuarta fase, que se iniciará a partir del 29 de septiembre, con motivo de la finalización de las vacaciones del resto de trabajadores, así como la apertura del curso universitario, se incorporarán los servicios en Universidad Laboral, rotonda de la Fábrica de Armas y rotonda de las avenidas General Villalba con Europa.

En esta fase, y durante el mes de octubre, se realizará una evaluación de riesgos en todos los centros escolares de la ciudad, a fin de dirigir los servicios policiales con un criterio objetivo de eficiencia en materia de fluidez de la circulación y riesgos en los peatones, lo que es posible que suponga algún cambio en los servicios policiales para la cobertura de los horarios de entrada y salida de los mismos. En esta evaluación se valorarán factores tales como intensidad de tráfico, velocidad, estacionamientos, índice de infracciones y peligrosidad.

Junto a estos dispositivos, por parte de la Unidad de Seguridad Escolar de la Policía Local se continuará con en plan control y seguimiento del absentismo escolar, vigilancia en materia de violencia y acoso escolar y vigilancia de consumo y venta de drogas en centros escolares y su entorno. Esta última actuación se realiza en desarrollo del Plan que la Secretaría de Estado del Ministerio del Interior implantó en 2006 a través de la Subdelegación del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Toledo.