Patatas
Imagen de patatas. ARCHIVO

La humilde patata, esa que España trajo a Europa desde América, tiene fama de ser un alimento que engorda, aunque de eso pueden tener la culpa los modos más insanos de comerlas (fritas en bolsa o calóricamente salseadas). Ahora, investigadores aseguran que comer patatas reduce la presión arterial y apenas engordan.

Tiene una inmerecida mala reputación que ha hecho que muchos que buscan una dieta sana las descarten Según un estudio científico de la Universidad de Scranton (EE UU), cuando se prepara sin freír y sin mantequilla, una patata sólo tiene 110 calorías y docenas de saludables fitoquímicos y vitaminas. La patata es el segundo alimento más consumido en el mundo.

La investigación se realizó con patatas preparadas en el microondas sin mayonesa ni ketchup, los aliños preferidos por los consumidores en EE UU, sobre 18 pacientes con sobrepeso y alta presión arterial, quienes comieron entre seis y ocho tubérculos, dos veces al día, durante un mes.

Tras esta dieta, hallaron que la presión arterial media diastólica se había reducido un 4,3% y la sistólica un 3,5% y ninguno de los sujetos del estudio había ganado peso.

Cocidas, no fritas

El estudio explicó que debido a las altas temperaturas empleadas en su preparación, las patatas fritas destruyen la mayor parte de las sustancias saludables. Muchas de las propiedades de este tubérculo están en la piel, por lo que merece la pena cocinarlas con ella (si son nuevas).

El doctor Joe Vinson, director del estudio, asegura que según los resultados obtenidos, la manera más sana de preservar los nutrientes de la patata es "cocida simplemente en el microondas".

Vinson explica que "la patata, más si cabe que cualquier otra verdura, tiene una inmerecida mala reputación que ha llevado a mucha gente que busca una alimentación sana a eliminarla de su dieta".

Beneficios del humilde tubérculo

  • La patata contiene vitaminas C (su piel), A, B1, B2, B6, PP.
  • Minerales: mucho Potasio y Fósforo, también Magnesio, Hierro, Calcio y Sodio.
  • La patata contiene un 82% de agua.
  • Es rica en proteínas, almidón, fibra, ácido fólico, glúcidos, hidratos de carbono, aunque también en calorías.
  • Es diurética.
  • Recomendable para los problemas estomacales (combate la acidez).