La canciller alemana, Angela Merkel, felicitó este jueves al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, por el proceso de reforma constitucional en España para establecer una disciplina presupuestaria de todas las administraciones.

Rodríguez Zapatero explicó a la prensa que Merkel le había señalado que esa reforma constitucional era "importante para la credibilidad y el compromiso de España" de cara al futuro ante la Unión Europea y ante los mercados, pero también en el debate interno en Alemania.

La canciller alabó
"el sentido de la responsabilidad de países como España"
Merkel, que mantuvo esta conversación en París durante la cumbre para la reconstrucción de Libia tras la caída del régimen de Muammar al Gadafi, precisó al jefe del Ejecutivo español que el proceso lanzado en su país le servía para trasladar al conjunto de fuerzas políticas alemanas "el sentido de la responsabilidad de países como España".

Según lo que contó Rodríguez Zapatero, la canciller también puso el acento en la relevancia de la reforma constitucional en España "para el debate que vamos a tener todos los parlamentos (europeos) sobre los cambios de la llamada facilidad financiera".

"Embrión de eurobonos"

A ese respecto, el presidente del Gobierno recordó que los cambios previstos en el fondo de rescate europeo "suponen flexibilidad hasta el punto de poder comprar bonos en el mercado secundario", es decir, "hasta el punto de poder poner en marcha una especie de embrión de eurobonos".

En imágenes de televisión del inicio de la reunión sobre Libia en París se pudo ver intercambiar unas palabras entre Merkel y Zapatero y el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Tras esta breve conversación entre los tres en uno de los pasillos del Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, Sarkozy abandonó el grupo, y Zapatero se quedó hablando con la canciller.