Danza agresiva a golpe de electrónica

Festival: Erre que Erre presenta ‘Deberían llover cristales’, una pieza cargada de tensión sobre la difícil comunicación humana.
Un momento del estreno de hoy, Deberían llover cristales.
Un momento del estreno de hoy, Deberían llover cristales.
Foto
Las propuestas más experimentales encuentran en el festival Dansa València un escaparate idóneo para su proyección. Éste es el caso del montaje Deberían llover cristales, la última creación de la joven compañía Erre que Erre, que se presenta esta noche al público valenciano.Se trata de un espectáculo que reflexiona en torno a la dificultad de entendimiento entre las personas y los sentimientos que generan la tensión y el silencio tras una discusión.

Cinco bailarines comunican con el lenguaje de su cuerpo todo ese cúmulo de sentimientos. La música electrónica de David Crespo y Guim de Serradesamferm, componentes del grupo Balago, enfatiza el carácter duro y aumenta la tensión de esta pieza.

Junto a éste, se llevarán a cabo tres montajes más: Psitt Psitt!! y Caravan, de la mano de Cesc Gelabert; y el espectáculo Ciensueños, que el Centro Andaluz de Danza ha preparado este año para los más pequeños.

* Deberían...: L’Altre Espai. Platero Suárez, 46. 20.00 h. 10 euros. http:/teatres.gva.es

Una joven promesa

La compañía Erre que Erre se forma en 1996. Con su primera pieza, Despegando sombras del suelo, consigue el primer premio del X Certamen Coreográfico de Madrid y el premio a la mejor música original. En el año 1999 obtiene otro premio en la Prix Volinine de París. Con su segunda obra, Dando forma a la nada, consiguieron un accésit al premio Ricard Moragas. En 1997 comienzan a colaborar con La Fura dels Baus, para quienes han realizado varias coreografías.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento