Vandalismo en Trinitat Vella

Los vecinos alertan de la creciente degradación del Parc de la Trinitat. Los ladrones queman allí los coches robados.
Los vecinos protestan porque nadie retira los coches quemados.
Los vecinos protestan porque nadie retira los coches quemados.
Foto
«Coches incendiados en los caminos, mobiliario destrozado y vandalismo generalizado» son sólo un pequeño resumen de la situación que define lo que padecen los usuarios del Parc del Nus de la Trinitat desde hace meses  y que, según los vecinos, «son incidentes que nadie, ni la policía, logra solucionar».Hace ya más de dos meses, cuentan desde la Associació de Veïns de Trinitat Vella, que en el parque «cada semana se queman de uno a dos coches». Se trata de vehículos que han sido robados en otras zonas y que, tras ser desvalijados, son incenciados en el parque.

Los jardines, especialmente por la noche, son pasto de los desaprensivos y los delincuentes. Pero lo que más lamentan los residentes, según cuenta Raquel, una vecina temerosa de ser identificada, «es que actúan con toda su amenazadora impunidad».

Política de brazos caídos

Lo más preocupante es que «nadie aporta una solución». Por ahora, las quejas ante la Guàrdia Urbana, los Mossos y Parcs i Jardins «no han obtenido resultados». La situación superó el límite de la paciencia vecinal el pasado 26 de marzo, cuando unos desaprensivos robaron una grúa de gran tonelaje, «con la que destrozaron las escaleras que llevan al estanque».

Acusan al Ajuntament de «desidia» y de mantener una política de «brazos caídos», que aboca al «asesinato premeditado del barrio» en un intento de «marginar Trinitat Vella». Un barrio del distrito de Sant Andreu que, según la Associació de Veïns, «es modelo de convivencia pacífica dentro de la diversidad». No permitirán, aseguran, «que pase lo que en otro lugar ya estaría solucionado».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento