El temblor también se sintió en la capital japonesa.

No había información inmediata sobre daños y no se emitió una alerta por tsunami.*.