El objetivo de CIC, según ha dicho, es "velar por los intereses de los trabajadores de dicha entidad ante las actuaciones que se lleven a cabo en relación con su intervención", así como "garantizar los derechos y los puestos de trabajo".

Desde la confederación han lamentado que mientras "algunas cajas son intervenidas por el Banco de España, los directivos de las mismas siguen manteniéndose en su 'status quo' después de una nefasta gestión, asignándose unos sueldos calificados por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, de obscenos, cuando los empleados debemos luchar por nuestros puestos de trabajo".

Consulta aquí más noticias de Alicante.