Los cultivadores de patata de Castilla y León se reunirán mañana, martes 30 de agosto, en la localidad vallisoletana de Tordesillas para acordar en asamblea las acciones reivindicativas que se van a llevar a cabo en los próximos días y que pueden ir desde la paralización de los arranques a bloqueos de básculas, almacenes o grandes superficies.

Según ha informado UCCL en un comunicado de prensa recogido por Europa Press, en la noche de ayer los cultivadores de patata celebraron tres asambleas en Villoria (Salamanca) y Carpio y Campaspero (Valladolid) para planificar las siguientes acciones reivindicativas que se van a llevar a cabo para tratar de salvar la actual campaña.

Los profesionales han decidido convocar una nueva asamblea en Tordesillas el martes 30 de agosto donde se planificarán las próximas protestas que, según han insistido las mismas fuentes, pueden ir desde la paralización de los arranques a bloqueos de almacenes, básculas o entradas de las grandes superficies.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.