Descubriendo Hortobágy, la gran llanura de Hungría

  • Es una llanura de 82.000 hectáreas que se ha convertido en una atracción para muchos turistas que buscan la esencia del país.
  • Jinetes vestidos con trajes tradicionales, carros tirados por bueyes autóctonos y un paisaje sin elevaciones que se pierde en el horizonte
  • Entre lagunas, pueden verse bisontes, asnos silvestres y águilas.
Varios jinetes vestidos con el traje típico de la región húngara.
Varios jinetes vestidos con el traje típico de la región húngara.
EFE

Hungría no es un destino habitual del turismo español más allá del clásico tour que une Praga y Budapest. Pero el país magiar esconde muchos tesoros, algunos en su naturaleza. Su más preciado tesoro es el Parque Nacional de Hortobágy (Hortobágyi Nemzeti Park), la gran llanura de Hungría.

Se trata del más grande de los parques nacionales de Hungría, con una extensión de 82.000 hectáreas. El parque, que fue creado el 1 de enero de 1973, forma parte desde 1999 del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Es la 'Puszta', la gran llanura húngara de paisajes casi infinitos, con Hortobágy como localidad central, que se ha convertido en una atracción creciente para muchos turistas que buscan la esencia del país, la tranquilidad y la cercanía de la naturaleza.

El Hortobágy, la zona central de la gran llanura, conserva hasta hoy para los turistas todo lo romántico de la vida campesina de los siglos anteriores, con sus pastores, vestidos, edificios y animales autóctonos.

Manadas de szürkemerha

Jinetes vestidos con trajes tradicionales, carros tirados por los szürkemerha (una raza de ganado bovino autóctono) y un paisaje sin elevaciones que se pierde en el horizonte, son las imágenes más típicas de la región.

Merece una visita en la propia Hortobágy el "Puente de nueve huecos", que para los húngaros es el símbolo más importante de la región. Al turista extranjero le atrae más el típico vestido tradicional azul y negro, así como por los movimientos acrobáticos que los jinetes practican con sus caballos.

Saliendo de la localidad se pueden contemplar las típicas cabañas construidas de teja y las manadas de szürkemarha, con sus característicos cuernos anchos, cuidadas por los pastores, llamados en húngaro "gulyás", de donde procede el nombre del más famoso plato magiar, un delicioso estofado de carne sazonado generosamente con pimentón.

Uno de los elementos más característicos del paisaje son los tradicionales pozos con cigoñal -que, haciendo palanca, permite extraer agua de unos 7 ó 9 metros de profundidad-, y que sirven también como indicadores de direcciones para los pastores.

Paisaje y naturaleza

Más allá del folclore, la naturaleza de la 'Puszta'. Bisontes, caballos y asnos silvestres, águilas, así como otras especies que formaban parte de la fauna de la llanura, reaparecieron en la región y con suerte pueden ser contemplados en su ambiente natural. Hasta hubo buitres leonados; doce ejemplares que, antes de su extinción, llegaron a Hortobágy de España,

Al noroeste de Hortobágy, destacan los lagos artificiales, que ofrecen una espectacular vista de las aves que se reúnen allí para seguir su itinerario en la dirección adecuada según la estación.

El folclore y la naturaleza de Hortobágy atraen a unos 130.000 turistas al año, en su mayoría húngaros, alemanes, japoneses, franceses e ingleses, entre muchos otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento