Según el diario International Herald Tribune, Hassan El Haski se comunicaba con sus cómplices mediante una cuenta de correo común y corriente.

En lugar de enviarse sus correos, los escribían y guardaban como borrador, evitando así el rastreo de mensajes salientes por parte de los investigadores.

Los sospechosos se habrían comunicado a través de cuentas de correo de Yahoo o de Hotmail

Esto dicen los documentos emitidos por el juez que investiga la causa, Juan del Olmo.

El Tribune cita a oficiales de inteligencia diciendo que ellos ya sabían de la utilización de esta triquiñuela.

Las cuentas de e-mail implicadas harían sido utilizadas presuntamente desde finales de 2003 hasta después de los atentados de marzo de 2004.

Sin embargo, los documentos no detallan cuánta gente compartía las cuentas, ni qué tipo de instrucciones se daban a través de las mismas.

Haski es considerado uno de los tres principales responsables de la trama.

La investigación de Del Olmo dice que Haski era un usuario habitual de Internet que se habría comunicado a través de cuentas de correo de Yahoo o de Hotmail, basándose en el testimonio del turco Attila Turk, arrestado bajo cargos de terrorismo en Francia en 2004.

Turk quería dejar Europa tras los atentados de Madrid, y temía que la policía lo detuviera. En su testimonio en la causa, dijo que pidió ayuda a Haski, y que éste le dio cuentas de e-mail en las que debía utilizar la carpeta de borradores para hallar mensajes.

Haski, marroquí de 42 años, fue arrestado en las Canarias nueves meses después de las bombas de Madrid. Será enjuiciado en la próxima primavera, auque aún no hay acusaciones formales contra él.

 

ENLACES RELACIONADOS