La Audiencia condena a Otegi a 15 meses de cárcel - medios
Reuters Reuters

La sentencia, que también le condena a siete años de inhabilitación absoluta para votar y ser votado, se refiere a su intervención durante un homenaje al dirigente etarra José Miguel Beñarán Ordeñana, alias 'Argala', en diciembre de 2003.

Otegi fue condenado el pasado noviembre por el Tribunal Supremo a un año de prisión por un delito de injurias graves al Rey, aunque esa pena no supuso su entrada en la cárcel por quedar suspendida al ser inferior a los dos años previstos por la ley para las personas sin antecedentes.

Como la sentencia se puede recurrir ante el alto tribunal, aún no es firme. La Fiscalía de la Audiencia dijo que no pediría que se aplicara la sentencia 'por razones de prudencia', según el teniente fiscal de la Audiencia, Jesús Santos, al que citaron diversos medios.

Durante el juicio por este caso, Otegi negó haber pretendido ensalzar el terrorismo durante dicho acto, que enmarcó en una intervención electoral como miembro de la 'izquierda abertzale' y portavoz parlamentario de Socialista Abertzaleak.

Otegi animó a los presentes en dicha concentración, anterior a las elecciones generales de marzo de 2004, a formar una lista conjunta de partidos 'abertzales' 'con el objetivo de lograr la autodeterminación de Euskal Herría y la libertad de los presos políticos', según la sentencia de la Audiencia Nacional.

En el acto, Otegi depositó 'un clavel rojo junto a la fotografía del dirigente de la organización criminal ETA', añadió.

Otegi tiene abiertas otras causas en la Audiencia Nacional, y está considerado una pieza clave en un posible proceso de paz tras el alto el fuego permanente decretado por ETA el 22 de marzo.

El portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jáuregui, dijo el jueves que no cree que la sentencia afecte al proceso abierto tras la tregua.

'Las resoluciones de la Audiencia (...) son absolutamente respetables. Supongo que hay un trámite de recurso que todavía no ha terminado y no es sentencia firme. Y quiero creer y creo que las bases del abandono de la violencia son firmes y no serán afectadas por este tipo de eventos', dijo.

Por su parte, el secretario general del Partido Popular vasco, Carmelo Barrio, dijo que Otegi debía de cumplir la sentencia.

'Quien enaltece a ETA, quien enaltece a los terroristas debe de pagar, debe de pagar ante la justicia, debe de cumplir la sentencia, está bien claro que todos sabemos lo que es Otegi, para lo que trabaja Otegi, y en ese sentido la justicia no ha hecho más que ratificar lo que ya todos habíamos visto', afirmó.