El juicio contra Mubarak se reanudará el 5 de septiembre, que podría ser condenado a muerte

  • Su caso se vinculará al de su exministro de Interior, Habib al Adli.
  • El juez interrumpirá la emisión en directo de la sesión.
  • Mubarak y sus hijos están acusados de planear los ataques contra los manifestantes durante la Revolución del 25 de Enero.
  • El expresidente egipcio compareció tumbado en una camilla.
  • Las autoridades egipcias han desplegado al menos unos 5.000 policías para mantener la seguridad en los alrededores del juzgado.
El expresidente egipcio, Hosni Mubarak, comparece en la sala del tribunal durante el juicio en la academia de policía en El Cairo en esta imagen tomada de vídeo. Mubarak regresó a la corte donde se le juzga por cargos de asesinato de manifestantes.
El expresidente egipcio, Hosni Mubarak, comparece en la sala del tribunal durante el juicio en la academia de policía en El Cairo en esta imagen tomada de vídeo. Mubarak regresó a la corte donde se le juzga por cargos de asesinato de manifestantes.
REUTERS

El juicio del expresidente egipcio, Hosni Mubarak, se reanudará el próximo 5 de septiembre, y su caso se vinculará con el del exministro del Interior, Habib al Adli, como pedía la acusación.

El juez, Ahmed Refat, expresó al fin de la sesión, la segunda de este juicio histórico, su decisión de unir los dos casos y de interrumpir la emisión en directo de las próximas vistas para "proteger el interés público".

Posible condena a muerte

El juicio contra Mubarak se reanudó este lunes en El Cairo entre grandes medidas de seguridad, después de que en la primera sesión se declarara no culpable de todas las acusaciones que se le imputan. En este juicio sin precedentes en el mundo árabe, también estaban presentes los hijos de Mubarak, Alaa y Gamal, que en la vista anterior, celebrada el pasado 3 de agosto, también negaron todas las acusaciones.

Están imputados por corrupción y por planear los ataques contra los manifestantes durante la Revolución del 25 de Enero, y podrían enfrentarse a la pena capital si son declarados culpables. También pesan sobre ellos cargos de corrupción y abuso de poder.

La segunda sesión del juicio comenzó con Mubarak tumbado en una camilla, con los ojos cerrados, mientras el juez examinaba las pruebas de la acusación. Sus hijos también han comparecido ante el tribunal y se mantuvieron de pie en la celda-jaula de los acusados tratando de ocultar a su padre a los presentes en la sala.

El principal abogado de Mubarak y sus hijos, Farid el Din, hizo una serie de peticiones que incluyen pedir al departamento de ambulancias egipcio presentar listas de nombres y cifra de heridos trasladados a los hospitales de todas las provincias entre el 25 y el 31 de enero.

Por su parte, un letrado de los familiares de las víctimas expresó el interés de sus defendidos en adjuntar el juicio del exministro del Interior Habib al Adli con el de Mubarak. Al Adli también está acusado de planear los ataques contra los manifestantes, y el pasado 3 de agosto él y seis de sus asesores comparecieron junto a Mubarak.

"Quisiéramos que este juicio se celebrara en sesiones consecutivas todos los días tal y como habíamos anunciado antes, pero lo que ocurrió ayer mostró que el tribunal no puede llevar a cabo su misión de esta manera", dijo durante la sesión el juez Ahmed Refat.

Refat hizo de esta forma alusión a la falta de organización entre los abogados de las familias de las víctimas la víspera, lo que le obligó a aplazar el juicio contra Al Adli. Por ello, este lunes pidió a los letrados de las víctimas que presenten sus peticiones por escrito para ahorrar tiempo y confirmó que el tribunal escucharía todas las peticiones de ambas partes.

Además, de la acusación de estar implicados en el asesinato de manifestantes durante la revolución, sobre Mubarak y sus hijos también pesan cargos de corrupción y abuso de poder. En este sentido, los abogados de la acusación también quieren incluir a más acusados relacionados con la exportación de gas a Israel.

Según la Fiscalía, Mubarak está implicado en la venta de gas a Israel, por un precio inferior a su valor real en el mercado, a través de una compañía del empresario Husein Salem, detenido en España y que es juzgado en ausencia. Además, Mubarak, siendo presidente del país, aceptó para él y sus dos hijos cinco villas y otras propiedades por un valor de 39 millones de libras egipcias (6 millones y medio de dólares) de Salem, a cambio de cederle terrenos privilegiados en la localidad de Sharm el Sheij.

Las autoridades egipcias han desplegado al menos unos 5.000 policías para mantener la seguridad en los alrededores del juzgado, situado en la Academia de la Policía. Las fuerzas de seguridad ya han tenido que intervenir durante las primeras horas debido al enfrentamiento entre partidarios y detractores de Mubarak, que han comenzado a lanzarse piedras y palos en las afueras del juzgado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento