Movimiento 15-M
Una joven cuelga una pancarta del movimiento 15-M. ARCHIVO

La comisión de política a largo plazo del movimiento 15-M calificó este domingo de "discriminación religiosa y social" el abono de transportes a un precio especial que reciben los jóvenes peregrinos que acuden a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) y llamó a la insumisión.

Durante la asamblea general celebrada en la Puerta del Sol, leyeron una propuesta de desobediencia con el lema "¡Cuélate en el metro y, por supuesto, no pagues la multa!", que fue recibida con aplausos pero que no se sometió finalmente al consenso de los asistentes.

Se ha convocado una protesta ante el Consorcio de Transportes de Madrid El texto cuestiona que los jóvenes inscritos para participar en la JMJ reciban un abono de transporte con una rebaja del 80% sobre el precio normal de los billetes coincidiendo con la reciente decisión de subir el billete normal un 50%, hasta 1,5 euros. Y considera "una injusticia que a la clase trabajadora y a los parados les suban el billete y a los jóvenes católicos se lo subvencionen".

Ante esta discriminación "religiosa y social", llamaron a la insumisión y convocaron una protesta para el martes 16 a las 12 h ante las oficinas del Consorcio de Transportes de Madrid, junto a la estación de Metro de Ríos Rosas. Desde el movimiento han recordado que esta iniciativa no ha sido aprobada en la asamblea y que se trata de una acción que no ha sido convocada oficialmente por el 15-M.

Consulta aquí más noticias de Madrid.