Ribera de Duero
La 'Bacanal Romana' se celebra en Baños de Valdearados. Muñoz Romero/EP

La Ribera del Duero alberga en esta época del año un rosario de fiestas, a las que se añaden acontecimientos culturales. Justo antes de iniciarse la vendimia, los pueblos que miran a esta parte del Duero se echan a la calle.

La Ruta del Vino Ribera del Duero recorre cuatro provincias de Castilla y León: Burgos, Segovia, Soria y Valladolid. Son en total, 53 municipios que albergan 33 bodegas, 18 restaurantes, 16 alojamientos, 9 asociaciones, 8 enotecas y comercios especializados, 17 museos y centros de interpretación, 3 spas y una agencia de viajes.

Los pueblos de la tierra del Vega Sicilia reciben el mes de agosto con ambiente festivo. Romerías tradicionales, fiestas patronales y eventos culturales de todo tipo, hacen de esta época del año una de las más recomendables para conocer este destino enoturístico.

De Aranda a Peñafiel

Empezamos en Aranda de Duero, donde del 11 al 14 de agosto se celebra el Sonorama Ribera. Cuatro intensos días de música que contarán con la presencia de figuras destacadas como Coque Malla, Supersubmarina, Iván Ferreiro, Sexy Sadie, La Habitación Roja, Delorean, Amaral o Rinôçérôse, entre muchos otros.

Peñafiel es, sin duda, otro de los puntos neurálgicos del verano en la Ribera del Duero, pues acoge, del 14 al 18 de agosto, sus fiestas patronales, declaradas de Interés Turístico Regional. Famosos son sus encierros en la plaza del Coso y el tradicional 'chúndara', un desfile de peñas al que los vecinos arrojan agua desde los balcones. Si se levanta la visa desde la Plaza del Coso, se divisa el Castillo de Peñafiel, que alberga el interesante Museo del Vino.

También del 14 al 18 de agosto, la localidad vecina de Roa celebra sus fiestas patronales, que comparten con las de Peñafiel su afición por los encierros. Además, es tradicional la degustación de sopas de ajo por parte de los mozos antes de iniciar las carreras delante de los toros, a las 8 de la mañana. Una tradición a la que también se pueden sumar todos los visitantes que lo deseen.

Una bacanal romana en tierras de Castilla

Del 16 al 21 de agosto le toca el turno a San Esteban de Gormaz y su Semana Medieval. Talleres artesanos, conciertos y actuaciones salpican las calles de este municipio soriano. Recomendable, la representación nocturna de leyendas y las Jornadas de la Mercadería Tradicional.

Una de las fiestas más peculiares de la comarca se da, del 20 al 22 de agosto, en Baños de Valdearados. Se trata de la 'Bacanal Romana' que tiene su origen en uno de los mosaicos más antiguos y mejor conservados de la época de los romanos que se encuentra precisamente en esta localidad. Y está dedicado al dios Baco, el dios del vino. En su honor se celebran unas 'bacanales' donde se recrea el mundo romano, con la participación activa de todo el pueblo.

Ya durante el mes de septiembre, el día 8, Roa se vuelve a vestir de fiesta para celebrar la romería que tiene lugar en honor de la Virgen de la Vega en las inmediaciones de su ermita.

En septiembre, San Esteban de Gormaz

Peñaranda de Duero rinde tributo ese mismo día a la Virgen de los Remedios. Una jornada que comienza con procesión y misa en su ermita. Después se lleva bailando a la Virgen hasta la Plaza Mayor y, por último, se subastan los palos para introducirla en la excolegiata de Peñaranda de Duero. Por la tarde, se vuelve a la ermita a cantar la salve y merendar la popular tortilla con sangría.

Para terminar con fuerza, también en septiembre se celebran las fiestas patronales de San Esteban de Gormaz, del 7 al 11, y las de Aranda de Duero, del 9 al 18 de septiembre.