Las bolsas europeas bajan a mínimos anuales

Varias personas, en la Bolsa de Madrid.
Varias personas, en la Bolsa de Madrid.
ARCHIVO

Las bolsas europeas han sufrido una debacle este jueves. Con unas bajadas medias del 4%, todas las grandes plazas registran las peores pérdidas del año.

Presionadas por el mercado de deuda; la tibia, en opinión de los inversores, intervención del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet; la caída de Wall Street y el temor al empeoramiento de la economía estadounidense, las bolsas terminaban en los mínimos del ejercicio.

Así, Fráncfort ha bajado el 3,4% y retrocede hasta niveles del octubre pasado, en tanto que Londres ha caído el 3,43% y se sitúa en precios de septiembre de 2010.

París ha cedido el 3,9% hasta cotas de julio del año pasado, mientras que Milán ha perdido el 5,16% y retrocede a abril de 2009, mientras que la bolsa española ha bajado el 3,89% y se sitúa en niveles del junio pasado.

EE UU y BCE agitan un día tranquilo

El día iba relativamente tranquilo. Por la mañana la prima de riesgo española se relajó hasta 360 puntos básicos. El Tesoro Público resolvía con éxito la subasta de títulos a medio plazo, en la que colocó 3.300 millones.

Pero a pocas horas del cierre de la sesión, Trichet aseguraba que seguirán vigilando la evolución de la inflaciónsin hacer concesión alguna a los problemas de la deuda de varios países europeos. Y se inicio la bajada.

Luego el Dow Jones comenzaba su jornada con undescenso superior al 2%, arrastrando a las plazas europeas desde después de que se conocieran algunas informaciones que indicaban la ralentización de la economía estadounidense.

Declaraciones

Se sucedieron las declaraciones políticas sobre los problemas de los mercados. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió la ampliación del fondo de rescate y advirtió de la posibilidad de que la crisis de la deuda se contagie a más países.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, valoró la subasta de deuda y analizó la intervención de Trichet, mientras que consideraba "imprescindible" que los acuerdos de la eurocumbre del 21 de julio se apliquén cuanto antes.

El Partido Popular pedía que las elecciones adelantadas se convocaran antes del 20 de noviembre.

En Italia, cuyo diferencial de deuda con Alemania subió hasta 389 puntos, el primer ministro, Silvio Berlusconi, insistió en la solidez de la economía italiana.

Mientras, el euro bajaba de 1,435 a 1,41 dólares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento