La Policía Nacional de Gijón recibió el pasado día 24 de julio una denuncia falsa de un varón que aseguraba que le habían robado 1.100 en un cajero. Según los agentes, el hombre había perdido ese dinero jugando al póker y no sabía cómo contárselo a su familia.

El varón manifestó haber sido asaltado, en el interior de un banco del barrio del Llano, por dos personas que, supuestamente, le propinaron una brutal paliza y le arrebataron los 1.100 que acababa de sacar del cajero.

Asimismo, el hombre hizo constar en su denuncia que tras haberse caído al suelo recibió recibido varias patadas en las costillas y en la cabeza por las que tuvo que ser atendido en un Hospital de la ciudad.

Cuando los policías verificaron las inexactitudes que presentaba la declaración del hombre, este confesó a los investigadores que había mentido en su denuncia y que se hallaba muy arrepentido. Asimismo, manifestó padecer un problema de ludopatía y haber perdido ese dinero en una partida de póker; por lo que tuvo que levantar un testimonio falso para que su familia no se enterara de sus adicciones al juego.

Consulta aquí más noticias de Asturias.