No tengo dinero, pero ofrezco mis productos

Las cosas, normalmente, se pagan con dinero... a menos que se puedan cambiar por otras.
.
.
Sergio González
Aunque el trueque puede serle útil a cualquiera, todavía más a las pequeñas y medianas empresas.

La razón es «su frecuente falta de liquidez y su necesidad de promoción», afirma Marc Keller. Este ingeniero industrial, de 41 años, comprendió, después de trabajar en grandes empresas, lo que necesitaban las más modestas: «Pagar sus compras con sus propios servicios y productos».

Entonces Marc ideó un sistema de intercambio a través de Internet, aunque existe un coordinador de operaciones que es quien debe aprobar finalmente cada gestión solicitada por las empresas. También se puede recurrir a él para pedir asesoramiento.

Para empezar a operar, un bar o un diseñador gráfico, por ejemplo, ingresa una cantidad inicial de dinero, con la que pueden adquirir lo que quieran, o esperar a que otras empresas de la red les compren para empezar a gastar, ya que su alta se comunica al resto. Marc asegura que la acogida «ha sido magnífica» y ya ha creado tres franquicias.

Sus datos

Nombre Truekalia. Página web www.truekalia.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento