Preferimos ser infieles con las personas ajenas a nuestro círculo

Un 77% de vascos no tendrían una aventura con alguien conocido. Más del 40% ha tenido amantes y el 13% repetiría.
El carácter reservado de los vascos no nos impide ser infieles, pero si buscamos una aventura sexual, preferimos que sea con una persona desconocida. Hasta un 77% asegura que, si tuviera una aventura, no sería con alguien de su entorno. Y eso que en España la mayoría de las infidelidades tienen como pareja de desliz a un compañero o compañera de trabajo. Es decir, alguien a quien solemos ver todos los días laborables.
Quizá esta respuesta, incluida en una encuesta del  instituto Sondea, sea un espejo de otra relacionada con los sentimientos: más de la mitad admiten que sufren menos si se enteran que su pareja le engaña con una persona extraña en lugar de con un amigo.

En conjunto, los vascos tenemos grandes posibilidad de engañar y de ser engañados, debido a que el 40% admitimos que en alguna ocasión hemos sido infieles. Y el 13% no sólo no se arrepiente, sino que estaría dispuesto a repetir.

¿Las causas? El hombre busca más sexo o simplemente alternar pareja en los juegos eróticos. Las mujeres alegan falta de atención de su pareja para  caer en brazos ajenos o la necesidad de sentirse atractivas.

Quizá, todas estas infidelidades se reducirían si los vascos se atreviesen a plantearle a su pareja la participación en tríos. Porque uno de cada cuatro no dudaría en hacer la oferta si supiera que su pareja está dispuesta.

Pero, puestos a soltar la imaginación, las personas más deseadas por los vascos son el presentador de televisión Jesús Vázquez, para el 5% de los encuestados, y la actriz Elsa Pataky, elegida nada menos que por el 14% de los hombres.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento