Los carteristas se adueñan del centro y sus comercios

Los ladrones se camuflan como turistas para sisar monederos y móviles. Los empresarios pedirán más presencia policial ante la oleada de robos.
«Un extranjero al que le han robado la cartera es un turista que no compra, no vuelve,  y además se encarga de explicarle a todos sus conocidos que no viajen a Granada». Germán, uno de los comerciantes del centro, acudió el viernes a la sede del Centro Comercial Abierto para pedir a la asociación «que haga algo ante la oleada de robos» que sufren sus potenciales clientes.Este empresario no es el único que ha pedido ayuda en las últimas semanas. «El viernes habrá reunión de la junta directiva para decidir cómo atajamos esta situación y pedir respaldo a las fuerzas de seguridad y el Ayuntamiento», afirma Federico Jiménez, presidente de la asociación.

Las plazas de Bib-Rambla, Pasiegas y la Universidad son el epicentro de actuación de los carteristas. Aunque no se escapa Calderería, la Alcaicería, Reyes Católicos y la parada del autobús turístico de Gran Vía.

Ataviados como cualquier turista (cámara en mano y gorra), disimulando ser una familia más (con carrito de bebé incluido) o solicitando firmas para asociaciones inexistentes, los ladrones se mezclan entre los grupos de turistas, se acercan al revuelo de los semáforos o a la entrada de los comercios más concurridos. «Las carteras vuelan», afirma un comerciante de Reyes Católicos. «En una sola mañana he visto más de cuatro robos».

«Móviles, cámaras de fotos, monederos, relojes... todo vale», afirma Jiménez. Ni  siquiera las tiendas están a salvo de estas bandas, «en su mayoría rumanos», según las víctimas. «A veces, los hemos tenido que echar de la tienda o avisar disimuladamente al cliente de que esconda el dinero».

Delitos habituales  y constantes

Los comerciantes tienen miedo a que la permisividad de las fuerzas de seguridad provoque un efecto llamada y «Granada se convierta en la tierra de los carteristas», dice Federico Jiménez. La Policía Nacional, por su parte, explicó ayer que «en principio, este tipo de robos son comunes en lugares concurridos y más con la llegada del buen tiempo. Siempre han existido, es un hecho constante en el que no hemos notado una subida especial. Sabemos que es habitual, pero es complicado erradicarlo».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento